Accediendo a todos los iconos de la barra de menús del Mac

Una de las cosas que siempre me ha gustado más del Mac es que la barra de menús no está pegada a la ventana. Siempre en su sitio, sabes dónde tienes que mirar para encontrar una opción. Como en el Amiga OS, por cierto. Estoy tan acostumbrado, que las ventanas de Windows con los menús pegados ahora se me hacen raras. Cuestión de costumbre supongo.

Junto con los menús me he habituado a acceder a muchas Apps a través de sus iconos en la barra de menú. Como una especie de accesos rápidos, me resulta sencillo hacer click en alguno de esos iconos para consultar algo, por ejemplo de Dropbox, o BitTorrent Sync, o Evernote. Y tiendo a tener muchos iconos ahí arriba.

Lo cual no da demasiados problemas. Siempre que esté en el iMac de 27″, claro. Dado que la barra de menús comparte este espacio con los iconos, si el programa que tengo en primer plano (y cuyos menús se están mostrando) tiene muchos apartados, estos acaban tapando a los iconos. Se ocultan, para dejar paso a las opciones de la App. Lo cual tiene lógica. Y claro, en el iMac esto no me pasa nunca. Pero en el MBP 13″ no retina, con su resolución anémica esto sucede constantemente. Y si estoy conectado a un proyector (que suelen venir directamente de 1997, con una fantástica resolución de 1024×768) es para directamente pegarse un tiro.

En un curso hay veces que comparto la conexión con el iPhone y quiero cerrar Dropbox, para que no sincronice usando la 3G y se coma el plan de datos del móvil. Y es casi imposible llegar al icono de Dropbox: todos lo tapan, pruebo cambiando con Cmd+Tab de programa, hasta encontrar el que tenga menos opciones de menú y así no tape los iconos… un rollo. Hasta que descubrí AccessMenuBarApps.

Access Menu Bar App

Access Menu Bar App

AccessMenuBarApps es una pequeña utilidad que, una vez lanzada, puedes activar con una combinación de teclas (en mi caso con Mayúsculas izquierda + Esc) y que “limpia” de opciones de menú la barra superior. Es un gustazo, cuando estás conectado al proyector, poder llegar así a todos tus iconos, de un teclazo. Se ha convertido en una herramienta básica de mi día a día. Y encima es gratis. Se merece una donación ¿no?.

j j j

Borrar un AVD que se niega a morir

Al intentar borrar un AVD (la configuración de un emulador de Android, conocido como Android Virtual Device) me he encontrado con este mensaje:

AVD no se puede borrar

En este caso, he tenido claro desde el principio cual era el problema sin consultar con StackOverflow. Había lanzado ese AVD antes y se había colgado. Y pensé que seguramente había dejado algún fichero indicando que el emulador estaba en marcha, y por eso ahora al intentar borrarlo pensaba que seguía encendido.

Nada que un poco de Terminal no pueda arreglar. Debemos ir, en una terminal, a la carpeta .android/avd que está dentro de nuestra carpeta $HOME. En mi caso, como mi usuario es dfreniche, la carpeta está en la ruta:

/Users/dfreniche/.android/avd/

Para llegar a ella, usamos a nuestro viejo amigo cd:

cd /Users/dfreniche/.android/avd

Una vez allí, veremos una carpeta por cada AVD que tengamos creado en Eclipse. Si hacemos ls:

Tesla:avd dfreniche$ ls -al
total 24
drwxr-xr-x   8 dfreniche  staff  272 22 ago 12:58 .
drwxr-xr-x  17 dfreniche  staff  578 19 ago 19:41 ..
drwxr-xr-x  12 dfreniche  staff  408 22 ago 12:58 Intel.avd
-rw-r--r--   1 dfreniche  staff  114 22 ago 12:58 Intel.ini
drwxr-xr-x  11 dfreniche  staff  374 20 ago 06:48 Nexus4.avd
-rw-r--r--   1 dfreniche  staff  116 19 ago 19:32 Nexus4.ini
drwxr-xr-x  10 dfreniche  staff  340 22 ago 11:22 Nexus4_API4.3.avd
-rw-r--r--   1 dfreniche  staff  130 20 ago 06:47 Nexus4_API4.3.ini

Podemos ver que los terminados en .avd son carpetas (en los atributos empiezan con una d de directory) mientras que los .ini son ficheros normales.

Si entramos en el AVD problemático (en este caso, Intel.avd) con un cd Intel.avd y hacemos ls veremos unos cuantos ficheros sospechosos acabados en .lock.

Tesla:Intel.avd dfreniche$ ls
cache.img       hardware-qemu.ini.lock  userdata-qemu.img.lock
cache.img.lock  sdcard.img      userdata.img
config.ini      sdcard.img.lock
hardware-qemu.ini   userdata-qemu.img

Con borrar estos ficheros, basta: rm *.lock

Tras esto, Eclipse nos dejará borrar tranquilamente el AVD desde su interfaz:

AVD arreglado para ser borrado

AVD arreglado para ser borrado

j j j

La NSSpain

La NSSpain es una conferencia dirigida a programadores Cocoa, tanto iOS como Mac. Al final, todo lo que empieza por NS* viene a ser un aviso del estilo de esto va de programar con el lenguaje ese raro de los corchetes. Por cierto, la insistencia en el prefijo NS (como las NSCoder Night) viene del S.O. NextStep donde se gestó el framework Cocoa y donde estuvo mantenido en crio sueño hasta su popularización, primero en el mundo Mac y luego definitivamente gracias al iPhone.

La NSSpain va a tener lugar en Logroño (La Rioja – España), aunque es una conferencia internacional. Viene gente de diferentes países y los ponentes son nacionales (los menos) y muchos extranjeros. La lista de ponentes es excepcional (dado que yo soy la excepción que confirma la regla) y van maestros como Fernando Rodríguez, de AGBO (el gran Jedi Master Cocoa) o Alfonso Alba (mi maestro Git, que me hizo abrir los ojos y cuyo curso de Git no deberías perderte si en 12 h quieres enterarte al fin de qué va Git). Por el precio que tiene la NSSpain es un regalo, viendo la gente que viene.

Se desarrolla íntegra en Inglés (por aquello de que es internacional).

<English-fear-rant>

Acabo de sentir una conmoción en la parte cateta de la fuerza “¡oh, Dios, mi Inglés no es lo suficientemente bueno para enterarme de las ponencias! Es más, todos se van a dar cuenta y se van reír de mi. Me sacarán al escenario desnudo a leer trabalenguas, y finalmente vendrá Godzilla y me arrancará la cabeza”. Vamos a ver, que se va a estar hablando de punteros, bucles, bloques, objetos… que nadie se va a poner a declamar a Shakespeare. Que con un vocabulario mínimo puedes perfectamente seguir una de estas charlas. Hay que perderle definitivamente el miedo al Inglés: es el primer lenguaje que debes aprender si quieres programar.

</English-fear-rant>

Así que este Septiembre nos veremos allí (del 16 al 19). Yo acudo como ponente (tras varios intercambios de correo, logré engañarles y hacerles creer que podía impartir una charla con cierto criterio; ahora lo malo es que hay que impartirla). En mi caso, voy a actuar dos veces: el día previo a la conferencia, con un taller de Core Data fundamentos, para explicar lo necesario (y algo más) para funcionar con Core Data. El primer día de la conferencia, vuelvo hablando de Core Data con algunos trucos avanzados, librerías y utilidades que suelo usar para mis proyectos.

Y claro, como en toda conferencia, además de los ponentes lo mejor suele ser la gente, la comunidad Cocoa. Gente que conozco físicamente o sólo por Twitter, pero que aprecio y respeto, de la que siempre aprendes y con la que quieres estar. No me voy a poner a nombrarlos uno a uno, porque sería una pesadez y de todas formas les voy a ver allí.

Lo que me lleva al último punto: que nunca he estado en Logroño. Así que este viaje me va a permitir ver algo (supongo que no mucho, que yo se cómo son estas cosas luego) pero al menos darme un paseo por la ciudad y tomarme un café en el centro, que es lo que me gusta.

Ya sabes: Logroño está cerca de todos lados (al menos, más cerca que Cupertino para muchos), el precio es de risa comparado con lo que vas a aprender, conocerás a gente alucinante y te lo pasarás pipa con personas que te entienden cuando les hablas excitado de programación. No como tu pareja, que te escucha y asiente, pero que realmente no sabe de qué le hablas.

Nos vemos en la NSSpain.

j j j

Mi nueva máquina y por qué no me he comprado un rMBP

Foto de mi MBP 13 pulgadas abierto, con Safari corriendo Hace ya un tiempo que estoy por esas carreteras llevando mi nueva máquina, entre curso de iOS y Android. Lo anunciaba en Noviembre, mientras lo esperaba. Es un MBP 13″ no retina. Y para colmo con la CPU menos potente que vende Apple, un Core i5 dual core a 2,5 Ghz. “¿Cómo?”, se preguntarán algunos, “¿todo el día hablando de tecnología y te compras eso?”. Pues sí. Os cuento qué máquina me he comprado, las razones que me llevaron a ella y cómo la uso.

La máquina

Ventana Acerca de Este Mac abierta, mostrando las características del MBP

El equipo en sí es un MBP 13″ no retina, de Julio 2012. Por ello, tiene una resolución de pantalla infame (1280×800) pero a cambio tiene otras cosas muy interesantes dentro de su cuerpo unibody de aluminio: USB 3, una CPU que al tener dos núcleos con hiperthreading, se convierten en cuatro núcleos de ejecución, una tarjeta gráfica HD 4000 (no demasiado buena, pero es lo que hay) y un HD de 500 GB bastante lento. Dado que la máquina es capaz de direccionar hasta 16 GB RAM, pensé que en lugar de poner una CPU enorme era mejor equilibrar el rendimiento global del equipo. Así que compré un par de módulos de 8 GB y un SSD de 256 GB. En cuanto me llegó, le monté el SSD y la memoria y el rendimiento global es bastante impresionante. Evidentemente, un rMBP de 15″ tendrá el mismo rendimiento o más. Entonces ¿porqué esta?

Mis razones

El retina MBP es una máquina impresionante. Es como mirar al futuro y ver cómo serán los ordenadores dentro de cinco años. Pero mi equipo, además de mirarlo, tengo que usarlo. Y mucho. Y lo uso para dos tareas muy concretas: programar en el sofá o llevarlo a los cursos de programación que imparto. Así que casi todo el tiempo es acerca de programar. Una mayor resolución siempre es bienvenida (y ya me he quejado antes de la triste resolución máxima del MBP 13″, máxime cuando el MBA 13″ tiene 1440×900), pero entre la resolución retina y todo lo que pierdes a cambio, preferí el resto. ¿Y qué pierdes?

  • sensor de infrarrojos. No está en el rMBP. Ya no puedo usar mi mando a distancia Apple de aluminio para controlar KeyNote. Que sí, que puedo comprar uno BlueTooth, pero ya que tengo este y es sencillo de manejar…
  • indicador de batería. En el lateral del MBP 13″ hay una línea de LEDs y un botón. Lo pulsas y sin encender el equipo ves si tiene o no batería suficiente. Lo uso mucho.
  • puertos. Tengo discos FireWire que me gusta usar. Al igual que me gusta conectarme a la red con un cable Ethernet. Llámame viejo, o bien que 1Gbps siempre es más que 300 Mbps. Como tres veces más rápido y fiable. Ethernet no se “cae”. O funciona bien, o se te ha quemado el switch. No hay otras calidades de servicio. Y se que tengo la posibilidad de usar el puerto Thunderbolt, en ambos equipos, pero no me gusta llevar adaptadores colgando, si puedo evitarlo.
  • posibilidad de ampliación sin hipotecarme. He podido ponerle un HD SSD y ampliar la memoria a mi MBP 13″. Al rMBP no se le puede ampliar, porque todo viene soldado.
  • mi mujer tiene un venerable MacBook blanquito de 2007. Su cargador es compatible con el mío. Nada de MagSafe2 ni historias: si pierdo el mío o explota, tengo un reemplazo de emergencia cerca.
  • pasta. El rMBP cuesta bastante más que el MBP 13″ y en mi opinión, salvo la pantalla y que pesa algo menos, no me aporta demasiado por su coste. Prefiero buscar ese MBP 13″, ampliarlo y comprar Apple Care. Y ya, para rematar el ahorro, he comprado el equipo Refurbished, con lo que te ahorras unos buenos euros.

El equipo que pienso es el que más prestaciones te da actualmente a un precio razonable es un MBP 15″ con resolución extra (1.680 por 1.050) y pantalla mate y con 16 GB RAM + SSD. Al tener una gráfica discreta, es la mejor opción. Pero quería renovar mi viejo MBP 15″ del 2008 por lo mínimo posible, y además quería cambiar de factor de forma y pasar a algo más compacto.

El rMBP 13″ me parece una buena idea, pero esperaría a una segunda o tercera versión. No tiene sentido que lleve la misma gráfica y CPU que el no retina y que por esa resolución extra tengas que pagar 498 Eur.

Cómo lo uso

Mi MBP es el equipo que uso para los cursos y salidas varias: a Conferencias, Hackathones, reuniones de la NSCoder Night de Sevilla, etc. Es muy compacto y me transmite una sensación de solidez. Arranca en muy pocos segundos (menos de 10) y todo es instantáneo. Con los 16 GB de RAM, nada hace swap y todos los procesos tienen más memoria de la que puedan necesitar. Y el acceso a disco es muy rápido gracias al SSD. El S.O. está instalado en el SSD y los datos en el HD. Todo como la seda.

Además de para los cursos, cuando puedo levantarme temprano lo uso para escribir código en Xcode / Eclipse. Y probar las Apps. Para eso, es perfecto.

Pero no todo es perfecto. Alguien pensará qué pasa cuando necesito más resolución, para trabajar cómodamente o usando Pixelmator o similares. Respuesta sencilla: para esos casos tengo mi iMac 27″ con su segundo monitor de 24″. Creo que con 2560×1440 + 1920×1080 (5.760.000 pixeles) tengo de sobra. Y pensar que mi primer AMSTRAD, en su modo de máxima resolución (MODE 2) alcanzaba 640*200 (128.000 pixeles). Eso sí, en blanco y negro, o en mi caso, en fósforo verde encendido o fósforo verde apagado 😀

j j j

Veamos cómo tienes de largo tu Dock

Se me ha ocurrido una tontería, y no he podido evitar escribir esto. Estaba mirando mi Dock y he pensado “menos mal que tengo 27″, que si no no me caben más aplicaciones”. Luego se me ha ocurrido “¿habrá quien tenga más cosas en su Dock que yo?” y he inventado El Gran Concurso Mundial De A Ver Quien Tiene El Dock Más Largo, así, con todas las palabras empezando por mayúsculas que molesta más.

Respondedme con vuestras capturas del Dock, subidas donde os parezca, en los comentarios. Y si somos  muchos, podemos hacer una comunidad absurda más, total, si hay gente que le da al planking

Así que os reto ¿alguien lo tiene más largo que yo?… el Dock, digo, claro.

Dock

Dock

j j j

Guardar las pestañas abiertas de Safari en Evernote

Soy un convencido del uso Evernote como “almacén digital total” desde que lo descubri gracias a ThinkWasabi. Leer el libro de Berto me ayudó a ver su utilidad: en un mundo con cada vez menos papel y más documentos digitales, las carpetas de las que habla David Allen en su libro de GTD para guardar los materiales relacionados con un proyecto se han encarnado en las libretas de Evernote. Evernote te permite acceder a esos trozos de información desde cualquier dispositivo: tu ordenador, el teléfono, etc.

Como consecuencia de este uso, para cada búsqueda de información que hago en Internet para un proyecto, voy creando un conjunto de notas que agrupo en una libreta: notas que redacto yo, páginas web interesantes, artículos que encuentro, etc. Por ej., preparando el viaje que voy a hacer en Septiembre al iOSDevUK me encontré con un montón de páginas abiertas en Safari: información sobre la conferencia, sobre el pueblo donde se celebra, sobre Gales, sobre el Galés (el lenguaje), etc. El caso es que, tras cerrar las petañas con las búsquedas de Google, tenía un montón de información interesante que quería seguir revisando en otro momento. La solución: copiar todas esas URLs a una nota de Evernote. Empecé, y cuando iba por la segunda pensé: “tiene que haber una manera más sencilla de hacer esto”. Gracias a los cielos soy perezoso, y esa noche teníamos una reunión en la NSCoder Night de Sevilla. Allí planteé mi duda, y me respondieron con este script (no recuerdo quien, y me molesta, porque no puedo buscar en mis tweets para encontrarlo), que copia las pestañas abiertas de Safari en una nota de Evernote.

Guardar script como Aplicacion

Guardar script como Aplicacion

Si sigues los pasos de la web (haces click para abrirlo en el editor de AppleScript) puedes guardarlo como una aplicación. Esto te crea un fichero .app, justo como las aplicaciones que instalamos normalmente. Se usa abriéndolo (haciendo doble click sobre el icono, lanzándolo con Spotlight, vamos, como cualquier otra aplicación de tu Mac) y te creará una nota en el Inbox de tu Evernote con todas las pestañas que tengas abiertas en ese momento en la ventana de Safari. Yo antes de lanzarlo cierro las pestañas que no me interesan para la “foto” y uso la opción de menú de Safari Ventana > Fusionar todas las ventanas. Así tengo una sola ventana con los tabs que quiero guardar. Por rizar el rizo de la productividad, tengo asociado en Keyboard Maestro una secuencia de teclas a ambas acciones, así que me resulta muy sencillo.

 

j j j

Las prisas por Lion

Download Snow Leopard & Lion :-)

Download Snow Leopard & Lion 🙂

Lion, la versión 10.7 de OS X (ya no se llama Mac OS X), ya está aquí. Bueno, lleva ya un tiempo aquí, porque salió a la venta el 20 de Julio, así que ya tiene unas semanas de vida. Unas semanas en la que la gente que usa Macs parece que se han vuelto locos y se han lanzado en no se qué concurso de a ver quién descarga e instala primero el S.O. Se han comentado muchas cosas, se han escrito ya muchas reviews (la mayor parece que es esta, aunque seguramente poco a poco iremos aprendiendo cosas nuevas que hace el sistema) y se ha hablado de muchas obviedades. Aunque hay algunos temas que no he visto tratados por ahí, y que a mí me han sorprendido, y que voy a comentar junto con mi actual situación respecto a Lion.

La descarga del S.O.

Hace ya tiempo que se venía hablando del super centro de proceso de datos que había construido Apple. Pero no se sabía a ciencia cierta para qué era. Ahora está claro: para descargar cosas como Lion, y para dar cobertura a todos los datos que se van a subir con iCloud. Y nadie ha comentado que, dado el tamaño de la descarga y la avidez del personal, el volumen del tráfico iba a ser morrocotudo y lo normal es que hubiera cortes. Pero no, parece que las descargas de Lion en general han ido bien y no he visto quejas.

Aunque el día 20 me conecté a la Mac App Store y se “atragantó” un poco, mostrándome esta pantalla :-). Tras refrescarla ya todo funcionó sin problemas.

Lion atascado en la Mac App Store

Lion atascado en la Mac App Store

El Magic Mouse es inútil

Tímidamente empiezo a leer por ahí que si Apple lo va a abandonar, que si lo va a rediseñar, etc. El Magic Mouse es un producto revolucionario en su concepción: un ratón con una superficie multitouch. Pero la verdad es que a la hora de usarlo no es cómodo. No tan cómodo como un ratón normal. Y ejecutar muchos gestos en su superficie no es fácil. Pero fue un primer paso y en este caso, como muchas veces, los early adopters no nos llevamos el producto mejor acabado. En mi caso, tengo dos Magic Mouse, y los voy a conservar como un “eslabón perdido” que mostrar dentro de 10 años, cuando usemos superficies táctiles proyectadas sobre las mesas, o en el aire, o lo que usemos.

Curiosamente, para usar Lion lo ideal es un Magic Trackpad. Un producto que, antes de Lion, no tenía mucho sentido. Ahora con Lion los gestos ganan terreno, el Magic Trackpad se convierte en algo básico y empieza a servir de algo. Yo aún no tengo uno, pero probablemente acabe usándolo como comentaba Terrón: Magic mouse a la derecha y Magic Trackpad a la izquierda para los gestos.

El coste de Lion

Esta es una de las cosas que me encantan de Apple, pese a todas las quejas existentes. Te dan un hard de excelente calidad, con un S.O. que es el que más me gusta. Y encima, cuando lo actualizan, es muy barato. Mucho. Lion cuesta 23,99 € en la Mac App Store. Dado que se puede instalar hasta en 5 máquinas que tengas por casa no te sale cada instalación ni a 5 €. Igualito que en otros sistemas. Ya, ya se que Linux es más barato, pero hablamos de productos comerciales :-).

En mi caso, Lion me ha costado exactamente 0 €. Aproveché el pasado 6 de Junio el Día Sin Iva de MediaMarkt y me compré un Mac Mini, que uso de Mediacenter (o eso pretendo, que no lo tengo configurado en condiciones, pero bueno…). El caso es que Apple tiene un programa de actualización gratuita del S.O. a los clientes recientes. Concretamente, si te has comprado un Mac entre el 6 de Junio (acerté!)  y la fecha de lanzamiento de Lion, te dan un código para que te lo bajes de la Mac App Store. Llamé a Apple Care para enterarme y los machaqué a preguntas. Y ha sido todo cierto. Me mandaron un correo con el código, que canjeé en la Mac App Store y pude ver esta deliciosa pantalla:

Lion bajada gratis de la Mac App Store

Lion bajada gratis de la Mac App Store

Encima esta descarga, como todas de la Mac App Store, me va a permitir actualizar el Mac Mini, el iMac 27″ y mi MacBook Pro por 0 €. La pena es que el Macbook “blanquito” de mi mujer no es “apto” para Lion: es un CoreDuo de los primeros Intel que se usaron. Pero bueno, mi mujer tiene totalmente cubiertas sus necesidades de computación con Snow Leopard, su “blanquito”, su iPhone 4 y su iPad 1.

Estado actual de instalaciones

Lion 0 – Snow Leopard 3. Así podría resumirse. No me he actualizado. Ninguna máquina. Ni lo voy a hacer, al menos, hasta que aparezca la primera actualización 10.7.1. Prefiero dejar que la comunidad se dedique al “Beta testing”, y no interrumpir mi trabajo parcheando cosas, o viendo si alguna aplicación ha dejado de funcionar, o lo hace de manera extraña. Estoy ahora con varios proyectos simultáneos de desarrollo en iOS, con Java, usando máquinas virtuales Windows y desarrollando para WebOS. Y no me apetece meterme en más problemas de los que ya me dan las herramientas. Así que me bajé Lion, lo he grabado en un DVD (para instalarlo cómodamente, sin tener que bajarlo en las otras máquinas) y todas las mañanas veo al León esperando pacientemente en mi Dock. No te preocupes. ¡Ya te llegará tu hora, Simba!

Lion en mi Dock

Lion en mi Dock

j j j

Cambiar el nombre de varios ficheros a la vez en Mac OS X

Estoy terminando una App para iPad que me han encargado y me he encontrado con un problema. Tenía 32 imágenes, con nombres 1.png, 2.png, así hasta 32.png y necesitaba crear una versiones reducidas para tener una “vista previa”. Vamos, lo que se conoce como un thumbnail. En Mac yo lo hago con vista previa:

  • selecciono todos los ficheros del 1.png al 32.png, pulsando Cmd+A
  • los arrastro a una carpeta vacía que acabo de crear, pulsando la tecla Opción de Mac (Alt). Así en lugar de mover los ficheros, se copian
  • selecciono todos los ficheros recién creados, pulsando de nuevo Cmd+A
  • los abro todos a la vez con Vista Previa (Cmd+Flecha abajo)
  • una vez en vista previa, los selecciono todos de nuevo (Cmd+A)
  • y les cambio el tamaño con Herramientas -> ajustar tamaño
  • una vez listo, los grabamos todos (Archivo -> Guardar todo)

Ahora tengo, en dos carpetas distintas, 32 ficheros que se llaman 1.png, .. 32.png, como se puede ver aquí:

Miniaturas antes de renombrar

Miniaturas antes de renombrar

Es decir, tengo los originales y los que he reducido de tamaño. El problema viene cuando ahora quiero cambiar el nombre de los ficheros para que se llamen thumb1.png, … thumb32.png. Renombrarlos uno a uno es un rollo. Y desde terminal me daba pereza hoy. Así que he buscado una herramienta gráfica y me he encontrado con NameChanger, una pequeña Aplicación que funciona perfectamente para esto.

NameChanger en funcionamiento

NameChanger en funcionamiento

NameChanger nos permite renombrar, o añadir algo al principio o final de una serie de archivos, o hacer cambios más potentes usando caracteres comodín. Y siempre te muestra antes de hacer nada, cual va a ser el resultado. Como se puede ver, es una de esas herramientas obligatorias de tener a mano.

j j j

Convertir efectos de sonido entre distintos formatos con iTunes

Hace ya un tiempo que publiqué en el App Store mi tercera App, ClockRing. Es una utilidad que hace que tu iPhone suene cada hora, como suena la radio, con esos pitidos. Aunque puedes escoger otros sonidos, claro. Es una aplicación muy sencilla, que usé para aprender a usar las LocalNotifications de iOS y decidí dejar como Software Libre. Lo que significa que si quieres ver cómo está escrita la App, siempre puedes bajarte su código fuente de su Wiki.

El caso es que para que suene algo cuando se lanza una notificación necesitas un archivo con un efecto sonoro. En mi caso, los busqué libres también y me los bajé de FreeSound.org. Bueno, pues muchas veces vienen en un formato que no está soportado directamente por el iPhone (los que se admiten para LocalNotifications están en esta lista):

  • Linear PCM
  • MA4 (IMA/ADPCM)
  • µLaw
  • aLaw

Se me ha dado el caso hoy de tener que convertir de nuevo efectos de sonido, en este caso desde AIFF hasta WAV. Y no recordaba cómo hacerlo. Ni con qué herramienta. Y resulta que iTunes lo hace todo. Paso a paso:

  • Selecciona los ficheros de audio con los efectos de sonido y arrástralos a iTunes. Aparecerá el típico “+” verde y se añadirán a tu biblioteca.
  • Busca esos ficheros en iTunes, para tenerlos localizados.
  • Ve a Preferencias > General (se debe abrir por ahí)
Preferencias iTunes

Preferencias iTunes

  • Ahora, pulsamos en Ajustes de importación. Se nos abre esta ventana:
Ajustes importación

Ajustes importación

  • Aquí podremos cambiar la forma de importar audio, es decir, cómo queremos que iTunes convierta de un formato a otro. Esto se usa para convertir por ejemplo los CDs en ficheros con un formato determinado, pero también sirve para convertir.
  • Disponemos de los siguientes formatos:
codecs-audio

codecs-audio

  • Ahora ya basta con seleccionar los efectos de sonido, que hemos copiado en iTunes y pulsar en Avanzado > Crear versión de WAV. Esta opción de menú va cambiando para reflejar el ajuste anterior.
  • Pulsando con el botón derecho del ratón sobre estos efectos puedes “Mostrar en el Finder”, lo que te abrirá la carpeta en la que están estos ficheros, por si prefieres trabajar ya con ellos desde el Finder. En mi caso, desde aquí los copio a XCode.

Y así, sin instalar nada más, únicamente con iTunes que viene con cada Mac, podemos realizar esta sencillísima tarea (pero que para un inútil total del audio como yo, es un mundo). Si alguien conoce una forma más sencilla, por favor, que la cuente en los comentarios. Le estaré eternamente agradecido… o lo que dure este blog.

j j j

“The more memory and HD you’ll have, the happier you’ll be”

No recuerdo dónde escuché esta cita por primera vez. Debió de ser en los años de la carrera, allá por el 94 ó 95. Sí, en la prehistoria. El caso es que la he usado muchas veces. Y la última vez ha sido para responder a gente que se asustaba en Twitter de que le he puesto al iMac 12 GB de RAM. ¿Es mucho?. ¿Es poco?. Vamos con ello.

Lo  primero, dar la razón fundamental de ponerle tanta memoria al iMac: porque puedo. Sí, así de sencillo. En el 94 ni hubiera soñado con estas cantidades de memoria, ni siquiera para un disco duro. Es como pensar hoy en una RAM de 32 Hexabytes. Así que no podía plantearme si era mucho o poco: simplemente no podía. Pero hoy en día, cuando 8 GB cuestan 120 Eur. IVA inc., si necesitas esa memoria, o te apetece, tampoco es una inversión que te lleve a la bancarrota.

Además, cuando es aquí donde me gasto mi dinero. Quiero decir, que no tengo moto, no me gustan los coches potentes, ni la ropa de diseñador, ni juego al bingo, ni me gusta la coca, ni jugar al póker. Mis vicios son baratos ¡qué le vamos a hacer!. Nada me gusta más que un buen gadget electrónico. Hay quien le da por coleccionar sellos, o montar maquetas. O tener un yate. Yo tengo chismes.

Así que nada mejor para complementar a mi querido iMac Core i7 que estos 8 GB, que se han sumado a los 4 GB que traía de fábrica. Ahora tengo una máquina redonda, muy equilibrada, potente y estable. Y de la pantalla, para qué hablar 🙂

En un día normal de trabajo, si miro el consumo de memoria me puedo encontrar con algo como esto:

Memoria usada

Memoria usada

Este es el consumo que tengo mientras escribo estas líneas. Se puede ver que, usado (ya sea por programas, por el S.O. o que está “cacheando” algo en memoria) tengo 4,59 GB. Algo más que los 4 GB originales. Hace unos meses, el equipo estaría paginando, es decir, tendría que sacar algún programa de memoria y guardarlo en disco (normalmente el que hace más tiempo que no se usa). El dato de Paginación (salidas) sería mayor que 0, y todo el sistema me iría más lento. Estaría tratando de ejecutar, a la vez, más programas de los cabrían en mi memoria RAM.

Como se puede ver, el problema ahora no es ese. Me sobran 7,40 GB. ¿Excesivo?. Para nada. En cuanto tenga que correr alguna máquina virtual con VMWare, o lanzar XCode 4 (con todo lo que ello implica), o jugar a Left 4 Dead 2 sin parar algo 😉 la memoria disminuye y se queda en algo como esto:

Usando memoria

Usando memoria

Uso el ordenador muchas horas al día. Por trabajo, y por placer. Y no hay cosa que me irrite más que quedarme sin espacio en disco, o ver que la máquina no va todo lo “fina” que debiera, por una tontería como es la RAM. Así que, como dice el título, un poco de RAM me hace mucho más feliz. ¡Comprueba la tuya!

P.D.: Si quieres saber cómo interpretar el uso de memoria que está haciendo tu Mac, te recomiendo este excelente post de MPG.

j j j