El iPhone de mil pulgadas

Magic Ball. Author: http://www.flickr.com/photos/28931095@N03/2699978095/

Se acerca el lanzamiento de un nuevo iPhone. Lo puedo sentir, en los rumores que los recaudadores de adsense de esa cámara de eco que llamamos Blogosfera propagan copiándose unos a otros, sin demasiado pudor, muchas veces tirando de copy y paste. Eso sí, al final del post copiado ponen, en un tipo de letra diminuto, un enlace donde usando la lupa magnificadora podemos leer “fuente”.

Es en estos días previos a los lanzamientos donde se crean nuevos rumores, o se reciclan los viejos. Total, si seguimos probando igual alguna vez acertamos y Apple saca el iPhone de 4″. Que ahora es “inevitable“. Como lo era reproducir Flash o tener almacenamiento externo y batería intercambiable cuando salió el iPhone y el iPad. Echadle un vistazo al Nexus 7 de Google y es curioso no escuchar a nadie al borde del suicidio porque la tableta cumpla religiosamente con los cánones de San Steve. Puyas aparte, y dependiendo del precio que tenga cuando se ponga a la venta en España es un dispositivo que me gustaría tener. ICS en una tableta Android es bastante chulo.

El caso es que hay dos rumores opuestos pululando por ahí. Ambos de “fuentes confiables”, como pueden ser mi pescadero o mi cuñada. Ambos opuestos

Por un lado parece que el iPhone tiene la pantalla demasiado pequeña algo de lo que los millones de clientes de Apple (pobres Fanboys!) aún no se han dado cuenta y necesita desesperadamente tener 4, 4.2 o incluso 5 pulgadas. Por otro, el iPad es insoportablemente grande y pesado, con sus desproporcionadas 9.7″. Hay que reducirlo por imperativo legal a 7″.

Yo no llevo mucho tiempo siguiendo el mundo Apple. Apenas unos 5 años. Pero creo que todos estaremos de acuerdo en que Apple no se distingue por dar muchas opciones. ¿Quieres un iPhone? Lo tienes en blanco o en negro. Y punto. Es famosa la cita de Tim Cook, cuando aún no era CEO de Apple:

We can put all of our products on the table you’re sitting at. Those products together sell $40 billion per year. No other company can make that claim except perhaps an oil company.
We are the most focused company that I know of, or have read of, or have any knowledge of.
We say no to good ideas every day; we say no to great ideas; to keep the number of things we focus on small in number.

Todos los iPhones e iPads hasta ahora han tenido los mismos tamaños de pantalla. Pero parece que ahora no va a ser así, dicen los “expertos”. Entonces, ¿cómo quedaría la línea de productos de Apple? Actualmente se venden el iPhone 3Gs, el 4 y el 4s. ¿Van a eliminar el 3Gs y el 4 y dejar el 4s y el nuevo “iPhone diseñado para el guante de béisbol”? Si esto es así, ¿el modelo de entrada va a ser el 4s? Si dejan el 4 y el 4s, con una bajada de precios del 4s y con la única mejora previsible de la pantalla “gorda” y quizás nueva GPU y CPU, ¿hay argumentos para comprarse el nuevo?

Y con el iPad, qué dejan: ¿iPad3 AKA New iPad, iPad2 y el iPad mini? ¿Los tres? El iPad mini este tendría la resolución del iPad 2 para no molestar a los desarrolladores? Parecería lo lógico. Lo que no queda claro es si comprar un iPad de 7″ o un iPhone de 5″, ya que estarían casi en el mismo rango de tamaños. Y tendríamos 3,5″ y 4.2″ (iPhones) y 7″ y 9,7″ (iPads). Demasiadas opciones. Goto cita Tim Cook.

De todo esto, sólo le doy pábulo a dos cosas:

  • Por un lado, es evidente que Apple va a sacar el iPhone 5, new iPhone o como lo llamen. iOS 6 anda ya por la Beta 4 y entiendo que quieran lanzar el S.O. con un hardware que le haga justicia. He visto modelos de un iPhone más delgado. Misma pantalla. Eso me lo creo. No creo que cambien el tamaño de la pantalla, porque para seguir siendo “retina” tendrían que aumentar el número de pixeles por pulgada. Eso cambiaría la resolución, que ya no sería 960×480 y “mataría” a miles de desarrolladores y diseñadores. Además de algún gatito.
  • Un iPad de 7″, con una resolución igual a la del iPad 2 (1024×768) y a buen precio (unos 299$) plantaría cara al Nexus 7 y daría mucha guerra en el segmento de abajo. Sin afectar a las ventas del New iPad. Si quieres retina y potencia, ráscate el bolsillo.
Bueno, en un mes o así veremos. Igual me tengo que comer mis palabras. O no. Esta vez, como se equivoquen de nuevo, me parece que me voy a dedicar a crear un portal que se llame: rumoresappletelodije.com, a ver si cuando se hable de las cosas, se hace con algo de criterio.

Casi a la vez, Migue en Enteratec deja su versión: “Reflexión sobre la nueva presentación de Apple y su nuevo iPhone. Nadie tiene ni puta idea.“. Más claro…

j j j

Portabilidad a Simyo

Hace un par de días que estoy con mi número principal en Simyo. He abandonado Movistar de nuevo (lo dejé hace un montón de años para irme a Orange y luego volví). Mi estancia en MS, y los 18 meses que he mantenido el contrato han tenido una buena razón: el iPhone 3Gs de 32 GB que hoy en día sigue siendo mi teléfono principal. Cuando me planteé actualizarme desde mi iPhone 3G, comprado libre en Bruselas, miré las ofertas y si hacía portabilidad desde Orange a Movistar con la tarifa de 25 Eur de datos me quedaba el 3Gs por 49 Eur. En esa época mi consumo de datos era alto, así que me venía muy bien el trato.

Pero las cosas cambian con el tiempo. Dejé Isotrol (de nuevo, por segunda vez) y me quedé en casa haciendo mis Apps para iPhone y preparando mis cursos. Y claro, en casa hay WiFi. Encima donde vivo Movistar no tiene cobertura 3G. Ni buena ni mala: no hay. Resultado: estaba pagando por un tráfico de datos que no consumía.

Cuando se ha cumplido la permanencia, he llamado a Movistar para liberar el 3Gs por IMEI. Sólo me ha costado un par de llamadas. Lo probé con una SIM de Simyo, que tenía para ir probando el servicio y como segunda línea por si las moscas, y todo funcionaba perfectamente. Estaba listo para el salto.

He escogido la tarifa del 3 de Simyo. No hay permanencia. Pagas cada mes 8 Eur. + IVA y tienes 500 MB de datos. Y, por supuesto, pagas lo que hables, a 3 céntimos de Eur. el minuto + establecimiento de llamada. Los SMS son baratos (aunque ya los uso muy poco, pero siempre es mejor que sean baratos, ¿no?). No he pasado un mes completo con Simyo, así que ya veremos como son las facturas. Bueno, si me he equivocado siempre puedo cambiarme a otra.

La portabilidad ha tenido algún que otro bache. Tras solicitarla, me llegó una carta de Simyo con la SIM. Hasta aquí sin problemas. Me llamaron de Movistar para que no abandonase el redil, pero les dije que eso de “mucho te quiero perrito, pero pan poquito” no iba ya conmigo. Si tan buen cliente soy, dame un iPhone 4 gratis y mejores tarifas. ¿Que pido mucho? Vale, pues me voy.

Superada la llamada de MS estuve esperando el SMS que según Simyo me mandarían para indicarme que esa noche se realizaría la portabilidad. El SMS no llegaba. Estaba temiendo que comenzaría el nuevo mes sin estar “portado” cuando me di cuenta la otra mañana que no tenía cobertura en el móvil. Así que pensé “¿a que me han portado y no me lo han comunicado?”. Cambié la SIM y… voilá. Teléfono funcionando. Pequeño fallo de comunicación, pero bueno. En teoría me debía llegar la configuración de los datos del iPhone por SMS. Tampoco me llegó. Llamé al soporte técnico de Simyo (antes de ver que la configuración estaba descrita en sus FAQs) y conseguí hacer que el iPhone mandase correos, tras introducir los nuevos parámetros y sincronizar con iTunes (esto último no me lo indicaron).

¿Resultado final? Tengo más cobertura 3G con Simyo que con Movistar. Y telefónica. Todo funciona bien y la web de Simyo está a años luz de la de Movistar, que es de lo más complicado y anti-cliente que he visto. Encima, tras quejarme en twitter, me han “pasado la mano por el lomo” los de @Simyo_es. Da gusto.

P.D.: puse un ticket en la web de Simyo preguntando por la activación de los datos. Me han respondido ahora, aunque se supone que ya me resolvieron el problema por teléfono. Detecto descoordinación entre el Call Center y su soporte de primer nivel. Encima el correo viene del dominio kpn.es, que es la propietaria de Simyo y no de Simyo.es, que es lo que esperaría cualquiera. Señores, contraten una consultoría ITIL ASAP. A mi, si es posible. Facturo tan caro como necesiten 🙂

j j j

ClockRing, Mi tercera App es Software Libre

Pues eso, que he mandado a revisión por parte de Apple mi tercera App. Actualmente ya tengo dos subidas: MyEvents, para gestionar tus eventos importantes y saber cuántos días quedan hasta ellos, y FXPlayer, una App escrita a cuatro manos con la ayuda de @jnhidalgo @jnhernandez, y que te permite superponer efectos de sonido a una canción que tengas sonando en el iPod. Puedes verlas en la web de Femtocoders (Inglés) o en la sección iOS Apps del blog.

Esta tercera se llama ClockRing, y la idea es muy sencilla: hace que suene un pitido de señal horaria en tu iPhone, como los relojes Casio de toda la vida. Con la particularidad que te permite escoger qué quieres que suene: una campana de iglesia, un reloj de cuco, un pitido típico de la radio…

ClockRing App

ClockRing App

Se me ocurrió la idea tras enterarme a través de José Mª Ortiz, un compañero de Jonathan Chacón (primer desarrollador ciego en el mundo que ha publicado una App en el App Store, bromitas pocas), de que MyEvents era accesible. Empecé entonces a pensar en los temas de accesibilidad y se me planteé “¿bueno, y un ciego cómo sabe de un vistazo que son las dos de la tarde y tiene que irse a comer?”. Evidentemente no “de un vistazo”, tienen que estar activando el iPhone, y VoiceOver te canta la hora. Pero se me ocurrió la idea de clockRing y pensé que podría ser útil. Además, José Mª, me pidió que implementase “para ayer” la posibilidad de programar alarmas en MyEvents (cosa que empiezo a preparar ya para la v1.2). Así que ClockRing era la oportunidad perfecta para practicar con la API de LocalNotifications.

La App es gratis, e incluye iAds para ver si me puedo pagar alguna cerveza a su costa. Pero hace tiempo que estoy con ganas de liberar algo de código. Así que ClockRing es Software Libre, según establece la licencia GPL v2. Vamos, que puedes ver el código, compilarlo, usarlo en tus proyectos, o para aprender, o para reírte, o para lo que quieras. Pero los trabajos derivados deben ser también libres. Si quieres una copia del código, pásate por la Wiki de la App ClockRing que tengo en FogBugz (otro día  hablaré de FogBugz y su increíble sistema de Bug Tracking, predicción del tiempo de entregas, Wikis, repositorios de código, etc.)

ClockRing aún no está disponible para su descarga desde el App Store, ya que está en el proceso de aprobación (cruzad los dedos). En el momento en que esté disponible lo anunciaré aquí (actualizando esta entrada) y en Twitter.

Actualización: ya puedes bajarte ClockRing gratis.

Happy coding!

j j j

Cómo utilizar promo-codes en iTunes

Los promo codes son códigos que Apple da a los desarrolladores (50 por versión de cada App) para que los regalemos a quien nos parezca. Se podrían gastar con la familia y los amigos, pero lo inteligente es guardarlos para los medios, bloggers y personas a las que te interese enseñar tu App sin que les cueste el dinero. Así eliminas una barrera de entrada y pueden probar tu trabajo más fácilmente.

¿Qué aspecto tiene un promo code? Es una ristra de números y letras tal que esta: KJT9MFJ3YLWN. De hecho, éste es un promo code real de la v1.1 de MyEvents, que regalé en Twitter. No te esfuerces: ya está gastado 🙂

¿Qué hacer una vez que tenemos un promo code? Vamos con el paso a paso:

  • Abrir iTunes
  • Nos vamos a iTunes Store. Nos aparecerá una pantalla como ésta:
iTunes abierto

iTunes abierto

  • En la parte derecha, si nos fijamos, hay un enlace que pone “Canjear”:
Canjear

Canjear

  • Pulsamos sobre él, se nos abrirá una ventana donde podremos meter el promo code:

  • Metemos el promo code y ¡listo!, App bajando.
  • Sincronizamos nuestro iPhone y ya la tenemos, por la patilla

Como nota añadir que, hasta hace unos días, los promo codes sólo funcionaban con la App Store de EE.UU. Ahora funcionan a nivel mundial. Apple ha tenido el detalle de esperar hasta la v1.1 de MyEvents para extender los promo codes a todas las tiendas 🙂

j j j

Cómo crear tu propia NSCoder Night

Foto de Felipe Vieria

Foto de Felipe Vieria

Si aún no sabes de qué estoy hablando, en este post ya hablé de qué eran y para qué servían las NSCoder Nights. Resumiendo mucho, son reuniones de gente interesada en desarrollar aplicaciones Cocoa. Así que los asistentes pueden ser programadores para el Mac, para el iPhone (y cualquier otro dispositivo iOS), diseñadores, empresarios buscando algún programador que les ayude, curiosos… Si te interesa, puedes también leer el post de Javier Rodríguez sobre cómo comenzar el desarrollo con iOS. MacWorld también se hace eco de las NSCoder Nights.

Hoy tenemos nuestra segunda reunión en Sevilla, y ya hay otros capítulos en Madrid, Barcelona, Gijón, Valencia, Almería, Málaga, … Bueno, pero ¿qué hacer si te gusta la idea, pero en tu ciudad no hay aún una NSCoder Night? Esa fue básicamente la duda que surgió en los comentarios que comenzó David en el post sobre cómo estaba aprendiendo a programar para iOS. Tras algunos correos, quedó inaugurado NSCoder_zgz, y pronto tendrán su primera reunión. Así que se me ocurrió listar la serie de pasos que debes ejecutar para localizar tu NSCoder Night más cercana, o bien crear la tuya propia.

  1. [Twitter getTwitterHandle]; Si no tienes usuario en Twitter, lo primero es creártelo. Te servirá para estar al día de las NSCoder Nights. No todas tienen sitio web, pero todas tienen Twitter.
  2. [NSCoderNight listAll] consulta la lista de NSCoder Nights que tenemos en el capítulo de Sevilla. Procuramos mantenerlas actualizadas. Si dudas de si hay alguna cercana, pregunta, que para eso estamos.
  3. if ([NSCoderNight isNear]) exit(0); Si encuentras alguna cerca / en tu ciudad, has terminado. Sigue a su usuario en Twitter y listo.
  4. else … Bueno, si no hay ninguna cerca, la solución es fácil: la creas tú. ¿Cómo? sigue leyendo
    1. Crea un usuario en Twitter para esa NSCoder Night. El nombre debe ser: NSCoder_xxx, donde xxx será una abreviatura del nombre de tu ciudad, como sev, zgz, mlg, bcn, etc. (etc no lo uses)
    2. Copia la bio de otro NSCoder Night. Así somos más homogéneos.
    3. Copia el icono de otra NSCoder Night
    4. [Opcional] Crea un sitio web para tu NSCoder Night. En tumblr, también por ser homogéneos.
    5. Añade a tu nuevo sitio web las FAQ que magistralmente escribió Vicente Vicens.
    6. Pon un enlace en el perfil de la cuenta de Twitter al nuevo sitio web.
  5. Una vez que has terminado con la parte técnica, ahora viene lo mejor. Busca un sitio que te guste, un bar, cafetería, restaurante, tu casa, una iglesia o un gimnasio. Un sitio donde quepáis de cinco a diez personas, con sus portátiles. ¿Lo tienes?
  6. Publica la primera reunión. Ponle fecha, y hora. La mayoría empezamos sobre las 19:00, pero puede ser a cualquier hora. Aunque el apellido de las reuniones “Nights” igual te da una pista sobre el horario.
  7. Apóyate en la promoción de las otras NSCoder Nights. Siempre te haremos un RT 🙂
  8. Ve a la primera reunión. Si va alguien, fantástico. Si no, persevera. Tendrás ese tiempo para tí, para programar / leer fuera de tus tareas habituales. Sigue el ejemplo de José Vázquez en su inigualable “Hazte Indie“.
  9. Sube fotos y cuéntanos cómo te va 🙂
j j j

Vídeo de mi intervención en eTic

Pues aquí está el vídeo de mi intervención en el encuentro eTic 2010: Mobile Development y que se titula: “Crea ¡ya! tu equipo de trabajo para Apple iOS”

En la intervención hablo de todo lo necesario para crear o reconvertir un equipo de programadores y que escriban apps para iOS. Está grabado con mi cámara y la calidad no es profesional (gracias, Walter!), pero al menos así está a la altura del contenido 🙂

Crea ¡ya! tu equipo de desarrollo en iOS from Diego Freniche on Vimeo.

La presentación que utilicé está en Google Docs

La cobertura de los medios del evento:

En el vídeo podéis verme con la camiseta que me preparé de Fanboy gracias a los Macniacos

j j j

Encuentro eTic

Este próximo Miércoles en Málaga, y el Jueves en Sevilla, participaré en el encuentro eTic organizado por Avante. Hablaré de cómo crear un equipo humano para desarrollar aplicaciones para iOS, los tipos de modelos de negocio que hay actualmente, las necesidades de hardware, software, formación, etc. Con cada empresario que me he sentado a hablar de iOS más o menos siempre he tenido las mismas preguntas. Y la idea es despejar estas dudas en 35 min. Bueno, y de paso, viendo mi irresistible personalidad y la potencia de mi discurso, que caigan varios clientes rendidos a mis pies y me contraten a 500 Eur./h o similar.

Si os interesa el desarrollo de aplicaciones para smartphones, creo que es una mañana bien aprovechada, donde se podrán ver varias de las tendencias actuales. Cuando pase el evento pondré por aquí mis impresiones y algo más.

¡Nos vemos!

j j j

Mis Gadgets estas vacaciones

Después de leer este post en El Blog de Serantes, me he sorprendido por coincidir en la idea y en el tiempo con David. Pero el tuvo la idea antes (como un año antes), luego la paternidad está clara. 🙂
Este verano, antes de salir, me repetí varias veces aquello de “menos es más”. Revisé mentalmente todos los cacharros que me suelo llevar y el uso que realmente les acabo dando. Y tomé la decisión de reducir al máximo mi arsenal tecnológico.

Lo que no me llevo

  • mi cámara DSLR Nikon D70. Ya un poco vetusta, pero no deja de ser una excelente cámara. No me la llevo porque luego me da pereza llevarla para un rato, no quiero dejarla sola en la piscina y mucho menos llenarla de arena en la playa. Para fotos casuales, mejor mi iPhone 3Gs y para algo un poco más complicado, nada mejor que la pequeña Sony.
  • mi videocámara. Graba en SD y en cinta MiniDV, pero funciona muy bien. Y no ocupa demasiado espacio. Pero las cintas eran un caos, no tenía claro qué estaba pasado al ordenador y qué no, etc. Encima es un cargador más, otra bolsa… Nada, los vídeos los grabo con mi iPhone 3Gs, que después de mi experiencia en NYC me demostró de lo que es capaz como video cámara. El iPhone 4 debe ser ya la pera.
  • el Netbook Asus 904HD. El año pasado lo usé como reproductor multimedia, fundamentalmente.Con su bolsa para transportar, etc. Este año, he metido en el iPod Touch de los niños un montón de películas, convertidas con VideoMonkey y listo.

Lo que me llevo

  • mi mujer su iPhone 3G y yo mi 3Gs. Imprescindibles como teléfonos, para el correo, e incluso para escribir esta entrada 🙂
  • el iPod Touch 8GB de los niños. Como videoconsola para niños menores de 4 años es perfecta. No necesitan leer ni pulsar complicados botones. Tocan y listo. Aprendizaje instantáneo. Y como media center tampoco está mal, sobre todo si llevas el cable Belkin de conexión iPhone <–> TV. Pinchas el iPod a la tele del hotel y listo.
  • mi cámara de fotos Sony. Me la dieron por los puntos de la gasolina. Aunque tiene 10 megapíxeles, se nota la falta de óptica y la velocidad, sobre todo acostumbrado a la D70. Pero para fotos en la playa es ideal.
  • el iPad. Bueno, mi mujer se lleva su iPad, que es suyo, y del que no se despega para leer libros en formato electrónico. Lectora empedernida como es, le ha visto las ventajas al iPad como lector (y como todo lo demás) inmediatamente.
  • como todos los cacharros de Apple usan el mismo cargador, me llevo un par de ellos y voy rotando. Menos chismes.

Resumiendo, que a las vacaciones va uno a desconectar. Y cargar con dos docenas de aparatos “por si tengo un rato y me aburro” es absurdo. Si te aburres en ese rato, vas y te pegas un baño. O lo disfrutas. Yo hace años que no tengo esa sensación de aburrimiento: siempre tengo miles de cosas por hacer y hay otras miles que me gustaría estar haciendo. Por eso, espero fervientemente esos momentos de no poder hacer otra cosa que mirar al mar y llenarme los ojos de luz y tranquilidad… si me dejan los niños 🙂

j j j

Leyendo para emprender

Cuando el año pasado en Octubre, decidí dejar Isotrol e iniciar una nueva etapa en solitario programando apps para el iOS (el S.O. del iPhone, iPod Touch e iPad) tenía claro que no quería cometer viejos errores de mis anteriores etapas como empresario. Quería crecer y mejorar, como persona, como profesional y como emprendedor. Por ello me metí en Amazon y compré un conjunto de libros que tocan estos tres temas.

Pero claro, comprar los libros no es lo mismo que leerlos. Y leerlos no es lo mismo que comprenderlos. Y, en cualquier caso, lo importante, lo único importante de toda preparación, es aplicar lo aprendido. Leer, comprender, aceptar e interiorizar no son nada comparados con hacer. La parte más importante del Getting Thing Done es, precisamente, el Done.

De momento, llevo leídos:

  • Gestiona mejor tu vida, de Berto Pena, librazo que recomiendo a cualquiera que sienta que no le llegan las horas al final del día.
  • The 4 hour workweek, un libro revolucionario por lo simple que te plantea cómo cambiar las cosas. Hay que leerlo dejándose retar por las nuevas ideas de Tim Ferriss y ser capaz de ser flexibles y responder al reto. Me lo recomendó Jaime Gallo y ha sido una revelación.
  • Beginning iPhone 3 Development ha sido mi primer libro de iPhone SDK, y me ha ayudado a preparar mis primeras Apps. He necesitado leerme también (en formato electrónico, no aparece en la foto) Learn Objective-C on the Mac, para tener una idea del lenguaje que está detrás de Cocoa Touch y no perderme. Este último me ha encantado, porque es muy académico y directo. Si sabes C, o Java, te explica las cosas con profundidad y sin mitos. Pero no te lleva de la manita, ni trata de suavizar según que cosas.

Estoy ahora mismo con:

Y luego vendrán:

  • En Julio, SCJP 1.6 Study Guide.
  • Y en Agosto – Septiembre, mezclaré los libros de Joel Spolsky y Micro ISV con el segundo del iPhone, iPhone SDK 3 Programming.

Por supuesto, seguiremos leyendo en blogs, en PDFs (algo del iPad habrá que mirar), etc. Es fundamental el estar permanentemente formándonos, revisando, mejorando (o intentándolo). Tener curiosidad y ganas de aprender es uno de los ingredientes de la salsa de la vida.

¿Y tú? ¿Con qué libros andas ahora? ¿Me recomiendas alguno?

j j j

Controlar una presentación de KeyNote con tu iPhone

Controlar una presentación de KeyNote con tu iPhone
Estoy asistiendo a un curso de Presentaciones Eficaces que me está gustando bastante. Aunque tengo a mis espaldas muchos cursos (literalmente muchas miles de horas de formación, no de vuelo) siempre es bueno seguir aprendiendo y revisar hasta lo que uno cree que hace bien. O mejor debería decir que es imprescindible revisar precisamente lo que se piensa que es una fortaleza. Ya conocéis el dicho: “dime de qué presumes…”.
El caso es que a mi me gusta aprender. Tanto cosas técnicas como habilidades personales. Suelo estar dispuesto a escuchar a aquel que pienso  que merece la pena escucharle. El problema suele ser convencerme. A medida que se cumplen años se tiende a pensar que “ésto ya lo he visto”, etc. Y con el curso el profesor lo ha conseguido. Valentín nos ha enganchado con su hablar suave, su dominio del escenario, el contenido adecuado del curso. Vamos, con su saber hacer. Y nos ha puesto deberes.
Concretamente debemos presentar frente a la clase un proyecto para convencer a un jurado de que nos escoja. Apoyados por una presentación multimedia. Y es aquí donde me ha surgido la necesidad. Hasta ahora he utilizado para las presentaciones PowerPoint e Impress (de la suite OpenOffice.org). PP me parece demasiado complicado de usar en ocasiones, aunque con buenos resultados. E Impress da buenos resultados para una guardería, pero se aleja del toque pulido y postindustrial de las Keynotes de Apple. Así que la opción que me quedaba era Keynote, de Apple. Lo estoy usando desde hace poco, pero creo que han dado en el clavo. De manera sencilla tienes acceso a las principales funciones y los diseños predeterminados, así como las transiciones y animaciones de las diapositivas tienen “ese toque” Apple. Vamos, que voy a usarlo para esta presentación.
Hablamos de una presentación. Luego necesitamos más cosas. Una son las diapositivas / slides que aparezcan como apoyo a mi discurso. Esto ya lo tenemos. Otra es el discurso en sí y mi actuación frente al público. De eso me encargo yo. Me queda un detalle: el iPhone. Quiero decir, el control remoto de la presentación multimedia. Cuando hablas frente a un auditorio puedes quedarte clavado en un sitio, tras un atril, parapetado en una mesa, o bien usar el entorno y dominar el escenario de forma que apoye a tu discurso. A mi lo que me gusta es esto último. En mis cursos rompo muchas veces la distancia con mis alumnos, paseando por el aula, sentándome en la mesa, en una silla al lado de alguno, etc. Y para hacer todas estas cosas con estilo se precisa de un cacharro que permita ir pasando las diapositivas a medida que uno habla.
El truco en sí
Para controlar la presentación necesitamos:
un Mac donde pondremos la presentación de KeyNote. En mi caso es mi querido MacBook Pro.
un proyector (lo pone el profesor)
un iPhone para controlar KeyNote de forma remota
una aplicación para el iPhone, concretamente Mocha VNC Lite, que encima es gratis
Los pasos a dar son:
1. crea tu presentación con KeyNote y tenla a mano. Sí, esto puede parecerte una chorrada, pero eres tú el que ha pedido un paso a paso.
2. activa el acceso remoto al escrito de tu Mac, AKA VNC, mediante Preferencias del Sistema -> Compartir -> Compartir escritorio
Una vez tengamos instalada la aplicación en el iPhone, bajada desde el AppStore, necesitaremos controlar la pantalla del Mac desde el iPhone. Para eso, Mocha VNC Lite nos permite introducir la dirección IP de nuestro Mac y ¡listo!. Pero claro, estamos suponiendo que hay un punto de acceso WiFi al que nos hemos podido conectar, tanto con nuestro Mac como con el iPhone, y que ambos están en la misma subred (sus direcciones IP son similares, por ejemplo son 192.168.1.10 la del Mac y 192.168.1.15 la del iPhone).
pondremos a ejecutarse la presentación en el ordenador. Se quedarátendremos que conseguir que veamos en la pantalla del

He asistido a un curso de Presentaciones Eficaces que me ha gustado bastante. Aunque tengo a mis espaldas muchos cursos (literalmente muchas miles de horas de formación, que no de vuelo) siempre es bueno seguir aprendiendo y revisar hasta lo que uno se cree que hace bien. O mejor debería decir que es imprescindible revisar precisamente lo que se piensa que es una fortaleza. Ya conocéis el dicho: “dime de qué presumes…”.

El caso es que a mi me gusta aprender. Tanto cosas técnicas como habilidades personales. Suelo estar dispuesto a escuchar a aquel que pienso  que merece la pena escucharle. El problema suele ser convencerme. A medida que se cumplen años se tiende a pensar que “ésto ya lo he visto”, etc. Y con el curso el profesor lo ha conseguido. Valentín nos ha enganchado con su hablar suave, su dominio del escenario, el contenido adecuado del curso. Vamos, con su saber hacer. Y nos ha puesto deberes.

Concretamente debemos presentar frente a la clase un proyecto para convencer a un jurado de que nos escoja. Apoyados por una presentación multimedia. Y es aquí donde me ha surgido la necesidad. Hasta ahora he utilizado para las presentaciones PowerPoint e Impress (de la suite OpenOffice.org). PowerPoint me parece demasiado complicado de usar (en ocasiones), aunque con buenos resultados. No le he dedicado el tiempo necesario, creo. E Impress da buenos resultados para una guardería, pero se aleja del toque pulido y postindustrial de las Keynotes de Apple. Así que la opción que me quedaba era Keynote, de Apple. Lo estoy usando desde hace poco, pero creo que han dado en el clavo. De manera sencilla tienes acceso a las principales funciones y los diseños predeterminados, así como las transiciones y animaciones de las diapositivas tienen “ese toque” Apple. Vamos, que voy a usarlo para esta presentación.

Hablamos de una presentación. Luego necesitamos más cosas:

  • Una son las diapositivas / slides que aparezcan como apoyo a mi discurso. Esto ya lo tenemos. No confundamos nunca una presentación con un PowerPoint. Si no, llegamos rápidamente a la muerte por PowerPoint.
  • Otra es el discurso en sí y mi actuación frente al público. De eso me encargo yo.
  • Me queda un detalle: el iPhone. Quiero decir, el control remoto de la presentación multimedia.

Cuando hablas frente a un auditorio puedes quedarte clavado en un sitio, tras un atril, parapetado en una mesa, o bien usar el entorno y dominar el escenario de forma que apoye a tu discurso. A mi lo que me gusta es esto último. En mis cursos rompo muchas veces la distancia con mis alumnos, paseando por el aula, sentándome en la mesa, en una silla al lado de alguno, etc. Y para hacer todas estas cosas con estilo se precisa de un cacharro que permita ir pasando las diapositivas a medida que uno habla.

El truco en sí: controlar la presentación con el iPhone

Para controlar la presentación necesitamos:

  • un Mac donde pondremos la presentación de KeyNote. En mi caso es mi querido MacBook Pro. Si no tienes un Mac, puedes hacer lo mismo con OO.org y Windows, o con Office y Windows. Es una pena, pero esta vez no hay truco para Linux 🙁
  • un proyector (lo pone el profesor)
  • un iPhone para controlar KeyNote de forma remota
  • una aplicación para el iPhone, concretamente Logitech Air Mouse que encima es gratis
  • la parte servidora de la App de iPhone, el Logitech Touch Mouse Server

Los pasos a dar son:

  1. crea tu presentación con KeyNote y tenla a mano. Sí, esto puede parecerte una chorrada, pero eres tú el que ha pedido un paso a paso. Pon un enlace en el escritorio.
  2. instala la aplicación Logitech Air Mouse en el iPhone.
  3. descarga el Logitech Touch Mouse Server para Mac. Es una imagen de disco (fichero DMG). No hace falta ni instalarla: haces doble click, se abre, arrancas el programa servidor y a esperar conexión del iPhone.
  4. necesitamos conectar con el Mac desde el iPhone. Para ello, hay que activar la WiFi en el iPhone (y en el Mac, claro)
  5. arrancamos la App en el iPhone. Una vez que nos aparece el Mac en la lista de servidores nos conectamos. Ya podemos mover el ratón por la pantalla del Mac tocando la pantalla del iPhone. Y hacer click. Y encima, como el iPhone es multitouch, tenemos los gestos de los Trackpads Mac en el iPhone.
  6. Arrancamos la presentación y listo: click izquierdo avanza y click derecho retrocede. ¡Misión cumplida!

Y por si no ha quedado suficientemente claro, aquí os pongo un vídeo que muestra cómo manejar el portátil con el Logitech Air Mouse.  La noticia original la vi en el Blog oficial de Logitech.

j j j