No comments

Después de mucho tiempo pensándolo, al final he dado el paso. Artículos como éste, de Matt Gemmel y el hecho de que para mí el blog de blogs es el de Joel Spolsky y desde el principio no tenía comentarios me han llevado a cancelarlos.

Y eso que yo tengo mucha suerte. El nivel de los comentarios de este blog es muy bueno (sobre todo, comparado con otros). Pero poco a poco, iba decayendo (se ve que me hago popular). Así que prefiero que quien tenga una opinión distinta a la mía, la escriba calladamente en un fichero de su disco duro y no me lo envíe nunca. O eso, o que se abra su blog y escriba allí la respuesta, meditada, a lo que yo escribo. Porque estoy harto.

Harto de SPAM. Harto de moderar comentarios. Harto de mucha gente que no cree que tenga una opinión distinta a la mía: se creen en posesión de la verdad. Harto de leer gente que no pasó de la adolescencia, aunque tengan niños. Harto.

La vida es muy corta para moderar comentarios.

j j j

Entrevista en Louesfera

Louis-Philippe ha tenido la gentileza de hacerme una entrevista y publicarla en su blog. Hablo de cosas que probablemente ya he comentado aquí, pero así no hay que leerse el blog entero 🙂

¡Qué le vamos a hacer! Me hace ilusión

j j j

¡Ya puedes seguirme en Twitter!

Si quieres mantenerte informado de en qué ando metido, recibir URLs interesantes en tu timeline o contactar rápidamente conmigo, puedes seguirme en Twitter.
twitter_bird_01

Ya llevo publicados unos cuantos Tweets, sobre todo para ir probando la herramienta. Aunque la cosa se ha desbocado un poco en el EBE09. Tenía incontinencia Twittera 🙂
Yo era de los que no tenían claro para qué demonios sirve esto de Twitter, que a fin de cuentas no es más que un servicio que te permite colgar en una web SMSs glorificados. Aunque lo use mucha gente, las ideas detrás de Twitter no son nuevas, aunque sí que lo es la forma de usarlas:

  • los cambios de estado existen desde que hay clientes de mensajería instantánea. Aunque antes no quedaban registrados en ningún sitio y se perdían. Y no podías consultar que tu prima, hace dos meses, “acababa de bajarse del autobús”
  • los chats nos ofrecían comunicación directa con un grupo de amigos. Pero esta comunicación es síncrona: nuestros amigos deben estar conectados a la misma vez que nosotros para poder charlar. Twitter es asíncrono. Uno Twittea algo y ya lo verán luego sus compañeros de sala de chat, transformados ahora en followers. Y aunque nos sorprenda, las comunicaciones asíncronas siempre son más rápidas que las síncronas (especialmente con tantas personas) porque no hay que esperar turno de palabra.
  • Twitter es bastante cutre con sus 140 caracteres de máximo. Hay que apoyarse en otros servicios para subir una foto o acortar un enlace. Pero quizá esto se transforma en virtud: hay que ser directo. Supongo que en el infierno a Fidel Castro lo van a condenar a Twittear sus discursos por toda la eternidad.

Yo no quiero usar Twitter para quedar con los amigos, o para los cambios de estado. Para eso, prefiero Facebook, que es público, pero entre un grupo de gente con la que me relaciono. Twitter lo voy a usar de forma “profesional”, para hacer SEO personal. Creo que debe ser una forma de descubrir a los demás contenido interesante con el que te has topado, contar qué estás haciendo en el trabajo, qué nuevos proyectos arrancas, cuándo has escrito algo en tu blog, etc.

Bueno, me uno a esta nueva red social, con cierto atraso y un poco de reluctancia, pero viendo los cuatro primeros Followers que tengo, ¡se le sube a uno a moral!

j j j

WordPress mobile activado en freniche.com

Soy un lector habitual de ZDNet desde que Jaime me recomendó el sitio. A veces los posts son un poco flojitos para un sitio con ese tráfico, pero otras veces te enteras de cosas bastante chulas. Normalmente leo ZDNet en el tren, llendo o viniendo de trabajar, con mi HP iPaq Hw6915 y Opera mobile, una combinación ganadora. Y funciona tan bien porque Opera es muy rápido y los blogs de ZDnet (que están hechos con WordPress) usan un plugin que detecta automáticamente si usas un navegador desde un dispositivo móvil (supongo que analizando el parámetro USER-AGENT enviado por nuestro navegador).

Este plugin es WordPress Mobile Edition, de Alex King, y realmente hace un buen trabajo. Si quieres comprobarlo, accede a esta web desde un dispositivo móvil y verás lo rápido que va. La única pega (por ponerle alguna) es que no funciona demasiado bien con el plugin de internacionalización, pero bueno…

j j j

¡Acabo de importar todas las entradas de Typo3 a WordPress!

Oh Yeah! ¡Prueba superada!

Acabo de incorporar todas las entradas del blog antiguo Typo3 de freniche.com (gestionadas mediante la extensión de Typo3 tt_news) en esta nueva encarnación del Blog que usa WordPress. Estuve buscando un tiempo por Internet, pero no encontré un “cómo migrar de Typo3 a WordPress”. Más adelante escribiré un paso a paso de cómo lo he hecho yo, pero de momento sólo quería anunciar que:

  • todas las entradas que estaban disponibles en freniche.com (typo3) están ahora disponibles en freniche.com (WordPress)
  • probablemente algunos enlaces ya no funcionen (las primeras entradas son de 2003)
  • los caracteres especiales del Español (acentos, eñe, etc.) se han perdido. Pido paciencia.
  • progresivamente voy a revisar entrada por entrada para corregir estos errores e incluir las imágenes que tenían originalmente.
  • se han creado categorías duplicadas, o algunos posts duplicados. Lo iremos solucionando.
  • terminar de pulir los problemas que el plugin de “multiidioma” le causa a la plantilla, y es lo que causa que las fechas aparezcan a veces “raras”.

Ahora ya quedan dos tareas fundamentales, para considerar la web en su v1.0 terminada (ya me vale, tras casi 5 años):

  • acabar de importar los artículos (páginas en Typo3) que no eran parte del Blog, sino información más o menos estática (ya hay algunos en la sección Artículos). Esto me exigirá redactar de nuevo algunos, revisarlos, etc. Un poco como las entradas.
  • cambiar entre Typo3 y WordPress, de forma que cuando alguien escriba www.freniche.com en su navegador por defecto le salga WordPress.

Tras estos cambios quiero adaptar el Blog para que sea cómodo de ver desde el móvil, traducir algunas entradas al Inglés, etc. Lo de siempre, vamos.

j j j

El Domingo nos hackearon el servidor

El pasado Domingo 16 fue uno de esos días en que se te rompe el ordenador y sientes como una náusea permanente, sensación de disgusto que sólo se arregla cuando todo vuelve a funcionar. Es esa sensación que sólo un adicto a los ordenadores entiende y que tan bien se refleja en el episodio de Enjuto Mojamuto: El peor día de mi vida.

Bueno, el ordenador “roto” no era mío exactamente. Tampoco estaba roto. Algunos inútiles con mucho tiempo libre se dedicaron a localizar una vulnerabilidad en algún script del servidor que utiliza freniche.com de forma compartida con otros dominios (ésto último quiere decir que freniche.com comparte el mismo ordenador con otros muchos dominios, cosa que puedes comprobar por ejemplo en http://www.yougetsignal.com/tools/web-sites-on-web-server/). El caso es que, debido a esa vulnerabilidad pudieron escribir en los ficheros HTML de mi sitio. Y, claro, inyectaron HTML malicioso, de ese que descarga algo a tu ordenador sin que tú sepas nada, normalmente cuando usas un S.O. desde una cuenta con privilegios de administrador y con un navegador muy, muy integrado con ese S.O. Puedes evitar estos riesgos siguiendo unos sencillos consejos.

Tras toda la tarde del Domingo con el dominio regular, hice copia de seguridad de lo que pude y los chicos de Siteground restauraron la situación. Bueno, casi. El Typo3 que está en freniche.com sobrevivió sin problemas. El WordPress alojado en freniche.com/wp/ no se recuperó del todo. Esa ha sido la razón, entre otras, de mover el blog a un subdominio de freniche.com. Al final, el sitio que tienes ante tus ojos se llama (y espero que por mucho tiempo) blog.freniche.com.

j j j

Es oficial – cambio a WordPress

Entre el trabajo, mis niños, mi nuevo Mac, mi señora esposa y que uno quiere, de vez en cuando, dormir un rato no tengo el tiempo suficiente para que esta web sea lo que está en mi mente.

Por eso, y con dolor de mi corazón, debo “abandonar” temporalmente Typo3. El esfuerzo que me requiere arreglar las hojas de estilos en todos los módulos (por ejemplo, en las FAQ), que el buscador busque, activar el soporte multiidoma, pings a technorati, etc. etc. es demasiado alto. Y además, en los últimos tiempos me estoy replanteando muchas cosas (por ejemplo, seguir con Linux) más que nada porque quiero hacer cosas, y no dedicar el tiempo a preparar las herramientas para poder hacer esas cosas.

La moraleja de éste post es doble:

1. freniche.com CONTINUA, pero ahora usando como CMS WordPress en blog.freniche.com

2. Este sitio web basado en Typo3 se va a mantener un tiempo prudencial (al menos un año, para no romper muchos enlaces) y se va a ir migrando paulatinamente al nuevo formato de WordPress.

Pues eso, nos vemos en el nuevo (y espero que mejor) portal.

j j j

Cambios en freniche.com (de nuevo)

Al fin he tenido un rato y he implantado algunos cambios que se perdieron en la migración de la 3.8 a la 4.0. Básicamente son:

  • he quitado el fondo del menú, que no funcionaba del todo bien en Firefox. Además, así queda algo más limpio el diseño de la página.
  • he vuelto a incorporar un menú “breadcrumb” en todas las páginas, para que se vea dónde estás y mejorar la navegación por el sitio.
  • al fin he instalado y configurado la extensión realurl, que permite tener URLs sencillas de leer (y de meter en favoritos). Actualicen sus bookmarks
  • he activado la información de última actualización (lastUpdate) de las páginas.

Ahora quiero dedicarme a añadir, corregir y actualizar contenido. Aunque me gustaría también cambiar el diseño del sitio y que sea más bonito… Ya veremos.

j j j

He movido el alojamiento a siteground.com

Esta noticia sirve para dos cosas. La primera, para yo distinguir entre la versión del portal freniche.com en 2mhost.com y la nueva en siteground.com y para que el que me mande un correo y vea que no le contesto, que insista, que puede haberse perdido en el cambio de DNS.

¿Que porqué me he movido, de nuevo? Creo que 500 GB (sí, GB con G de Grande), cuentas de correo ilimitadas, mysqls ilimitadas, postgreSQL ilimitadas, un ancho de banda terrible al mes, fantástico, cPanel (estas dos también las tiene 2mhost) y, sobre todo, un equipo de técnicos que te responden rápido y que parece que saben de lo que están hablando son razones más que suficientes para el cambio.

Ahora que dispongo de espacio de sobra y potencia bajo mis manos, quiero lanzar un par de proyectos que llevan aparcados demasiado tiempo. Atención, amigo conductor…

j j j

No me he ido, no

Después de varios meses sin escribir nada (bueno, aparentemente, ahora mismo lo comento) casi me cuesta volver a poner algo aquí. Aunque tengo tantas cosas que contar. Lo que no tengo claro es cómo. Un blog normalmente es algo temático: hay quien habla de cómo cuidar bonsais, unos de la situación política en Timor oriental, otros de qué hacer con un Amiga en los tiempos que corren.

El caso es que esta página se autodeclara como una página personal. Y. como nos pasa a las personas, contiene un poco de todo: temas informáticos, reflexiones del autor cuando está aburrido, fotos. Es un poco un cajón desastre de inquietudes y aficiones. Y también un apoyo a mi vida profesional.

Pero todo cambia. Mi vida profesional, una vez más ha cambiado. Me decía mi ex-socio en Elelog que cada tres años, aproximadamente, cambio en mi trabajo. Creo que para mucha gente en España, cambiar de trabajo a menudo suena a algo peyorativo. En mi nuevo puesto creo que valoran la experiencia y las diferentes visiones que aporta esto.

El caso es que quiero reorientar la web, fundamentalmente hacia la parte tecnológica. Y dentro de la tecnología, quedarme con mi Linux, Java y las retromáquinas, amén de otras cosas que me interese comentar. Probablemente las fotos las pase a Flickr.

Ahora que vuelvo a tener horarios quiero aprovechar las pausas de la comida para ir transformando mi web para que se ajuste más a lo que me gustaría ver cuando me conecto a ella. Ya iremos viendo.

j j j