Que no se den cuenta de que eres tonto

Auto-equiquetarse. Hay gente que le encanta. En esta era de la velocidad, de tener que sonar ingenioso en 140 caracteres, de las “charlas de ascensor”, del speed-dating, parece que no hay tiempo para poder explicar quién es uno, qué hace, en qué puede ayudar. No hay tiempo ni de pensar. Por eso, y dado que las tarjetas de visita están demodé, hay que etiquetarse. En el perfil de LinkedIn. En la Bio de Twitter. En Facebook.

No vaya a ser que pase desapercibido y no se den cuenta de que soy tonto.

Y digo lo de ser tonto porque el contraste con cómo se etiqueta a sí misma cierta gente no puede menos que ser llamativo. Sir Tim Berners-Lee, el motherfucker que inventó Internet, físico de formación y premio Nobel de vocación se pone en los Hangouts de Google “Web developer”. Como un becario aquí en España, vamos. Y mientras, hay gente que se pone de etiqueta:

CEO de un blog

Esta me genera mucha ternura. Lo digo porque para ser CEO de un blog creo que basta con abrirse una cuenta en WordPress y empezar a escribir, ¿no?. ¿O me he perdido algo?. Bueeeno, aceptamos Tumblr como blog también.

Bueno, yo es que soy un antiguo y aún considero “Blog” a la bitácora personal, la página en la que a modo de diario escribe una persona que habla de los temas que le interesan. Y no el mega-portal de rumores donde se infiere cómo será el próximo iPhone a partir de fotos borrosas de una carcasa supuestamente tomadas en China (y nunca contrastadas). Mito de la caverna de Platón en acción.

Claro que, generar contenido requiere esfuerzo. Y que sea bueno, mucho esfuerzo. Generar bazofia de rumores y refritos es mucho más sencillo. Pero ya lo decían antes: “come mierda: cincuenta millones de moscas no pueden estar equivocadas”. Por eso, presentarse como CEO de un blog, si no eres el dueño de The Verge o estás en conversaciones con Time Warner para que te compre por unos cuantos millones, me parece una tontada importante. Bloguero es más normalito. Gafapasta, pero normalito.

Yo, por si te preguntabas, tengo una web. Desde hace diez años. Punto.

LION

LION == Linked In Open Networker. Es decir, el que no tiene criterio para selecciona su red de contactos y acepta a todo el mundo. O, como es mi caso, que acepto a todo el mundo porque sigo el adagio de un empresario sevillano: “el que un día te trae una mierda, al siguiente puede traerte un tesoro”. Vamos, que contactos nunca sobran. Que los uses o no, es otra cosa. Pero es mejor tenerlos para cuando te hagan falta que no al contrario.

Ponerte en tu perfil que eres un LION (buscad por Internet, os sorprenderá el montón que hay) me parece algo pretencioso. Y es forzar la máquina para decirle al mundo “hey, mirad qué popular soy y el montón de amiguitos que tengo, soy el que más muchos amiguitos tiene en el patio del colegio y tú no, chincha rabiña”.

En fin, con ver que en tu cuenta de contactos pone +500 ya se sabe que no tienes criterio…

KnowMad

Esta es de las últimas etiquetas que he visto últimamente. Como se describe aquí, es la contracción entre las palabras inglesas Conocimiento (Know) y Nómada (Nomad). Así que es un culo inquieto, como siempre se ha llamado a este tipo de personas. Yo mismo. Con curiosidad por las cosas, siempre aprendiendo, interesados por compartir y así aprender aún más…

Se ve que culo inquieto no quedaba bien en las tarjetas (era demasiado largo) y prefirieron algo más cortito. Y en Inglés, que siempre mola más.

¿Y tú?

Pues que acabo de descubrir que soy un Knowmad, LION CEO de un blog. Estoy pensando en ponerlo en mi BIO de Twitter. A ver si me llueven las piedras. Madre, qué de gente tratando de destacar como sea…

4 comments

  1. Que digo yo que KnowMad será ‘loco del conocimiento’, vamos, un humanista de toda la vida. Los informáticos DE VOCACIÓN (no los del me metí en esto porque había mucho curro) siempre hemos sido un poco humanistas. Por eso nos gustan los algoritmos, porque lo mismo resolvemos un grafo, que un listado de productos, que resolvemos una ecuación, lo importante es el problema y darle al coco. Y para eso siempre estamos atentos a todo.
    Me he ido del hilo (si es que tuve alguno alguna vez…) ah! sí, ya. Que decía yo que tampoco hay que descartar la importancia que tiene venderse en Internet, mas para gente autónoma (freelance, indie, mas-palabros..), para los cuales Internet supone la única fuente de clientela.
    No vas a poner que eres un Lion, pero tampoco vas a quedarte perdido en el limbo…
    en fin, no sé.. pensando un poco con el teclado… 🙂

    • Si quieres que te conozcan:

      – haz amigos en las conferencias y participa en los foros adecuados. No seas “LION”
      – no digas que eres “CEO de un blog”. Escribe y preocúpate por la calidad de lo que compartes
      – no digas de ti mismo que eres un “KnowMad”. Aprende y comparte. Ya la gente dirá (o no) que eres un culo inquieto investigador

      “Decir que voy a hacerlo” es el nuevo “hacerlo”. Más vale __hacer__, equivocándonos, haciéndolo mal y aprendiendo que _decir que lo voy a hacer_

      Y ya nos etiquetarán los demás…

  2. Don Diego… ya pasas cerca de un tema que hace tiempo me inquieta. Estás con las personas, pero sé que pronto empezarás por las empresas, y dado que Thor te ha dado dedos para teclear y una imaginación prodigiosa, y a mi sólo me dado gafas, y torcidas, te insto a que algún día hables sobre las Start-Ups. Eso que antes nosotros llamábamos “Eh, que me he montao una empresa con el Jose” y que hoy en día es la excusa perfecta para contratar a alguien sin pagarle: “…es que somos una start-up…” o para pedir un trabajo al 10% de su valor real: “…es que somos la misma start-up de antes, y tenemos poco presupuesto por eso, porque somos una start-up” (Nótese la presencia repetida de la palabra start-up. El que tiene una, gusta de repetirlo hasta la saciedad)

    En resumen, estoy totalmente de acuerdo contigo, pero creo que el único problema que hay es que estamos aceptando asignar nombres anglosajones a conceptos que antes todos entendíamos:

    -CEO de un blog: un pajero
    -LION: relaciones públicas de discoteca cibernético
    -KnowMad: es la palabra que se usa para diferenciar a los “culos inquietos” (de los que me siento orgulloso de formar parte), de los gilipollas (de los que también formo parte según qué días).

    Un fuerte abrazo aniguete, que da gloria leerte.

    • Erik, eres malo.

      Sí, tocaría hablar de los “Entrepreneurs” y los “Serial Entrepreneurs” (especialistas en _dar el pase_). Pero antes, si me lo permites, tengo que expulsar de mis entrañas un post sobre los _ideístas_.

      Historias verídicas, que diría Paco Gandía

Comments are closed.