Notación Húngara: contrapost

¿A quién no le gusta una buena polémica?

Polémica Tuitera

Esta semana en Twitter Sendoa Portuondo planteó una conversación bastante interesante sobre si era conveniente (o estaba de moda) usar prefijos en las variables de nuestros programas Objective-C. Mi respuesta fue que, a veces los usaba. Especialmente uso los prefijos para los IBOutlets, de forma que puedo completar el código rápidamente (o encontrar un Outlet sin tener que hacer un viaje al@interface correspondiente.

Fernando Rodríguez (Cocoa Mental, Big Nerd Ranch, super Bad-Ass Master of the Universe) argumentaba totalmente en contra y ha escrito un artículo en Cocoa Mental al respecto. Normalmente estoy de acuerdo con las cosas que publica Fernando, más que nada porque voy al blog a leer para aprender y puedo aportar poco. Pero en este tema concreto (el uso o no de prefijos para identificar qué es una variable), no estoy de acuerdo.

Sus argumentos, que he visto esgrimidos en muchos sitios, se basan en la horrenda interpretación que se hizo de la Notación Húngara propuesta por Charles Simonyi. Nadie lo explica mejor que Joel Spolsky en el artículo Doing it wrong, pero por si no tenéis ganas de leerlo (mal!, dejad en este momento todo esto y leed el blog de Joel de cabo a rabo), voy a intentar explicarlo.

Notación Húngara

Si lees el paper original de Simonyi, encontrarás que la idea que presenta es: “pongamos el qué es de una variable en el prefijo, de forma que sepamos de qué estamos hablando al usarlo luego”. Probablemente por no ser el Inglés su lengua materna Simonyi usó la palabra type. Pero no se refiere al tipo que el compilador asigna a una variable, sino a su forma, características, esencia, chi o como lo llames. Su Kind. En un párrafo hablando de cómo prefijar cantidades (índices, filas, etc.) podemos leer:

Quantities are named by their type possibly followed by a qualifier. A convenient (and legal) punctuation is recommended to separate the type and qualifier part of a name. (In C, we use a capital initial for the qualifier as in rowFirst: row is the type; First is the qualifier.)

Si os fijáis atentamente, para dar nombre aquí a una variable que representa una fila, la llama *row_First, y no longFirst o intFirst. Es decir, usa _qué_ es esa variable y no el _tipo_ de nuestro lenguaje elegido para representar a ese elemento. Los grandes detractores de la notación húngara han visto código escritos por otros que no la han entendido y que les obligaban a hacer tonterías como:

int *ptrFirstNumber;        // ¡ya sabemos que el tipo es un puntero a int!
char *strName;              // con leer la declaración, basta...
NSString stringAddress;     // esto es de nota

Apple Will Never Do That

Por cierto y como nota inocente. Dado que esto lo extendió Microsoft y dado que Apple nunca se equivoca, Cocoa es elegante, etc. etc. en Cocoa no encontraremos nunca esta horrible notación, ¿no?. Bueno, no esta, sino notación húngara a la inversa (HungarianNotation^-1): usando sufijos en los tipos. Por ejemplo estas cositas:

AboutViewController *vc;    // ¡ejem! Ya sabemos que vc es de tipo "Pantalla About". 

¿Pero realmente es necesario poner “ViewController” al final de un tipo que extiende de UIViewController? Ya puesto así, que se llame AboutViewControllerUIResponderNSObject, y vemos todas las clases de las que hereda, ¿no?. ¡Error!.

Aquí Apple está marcando en el nombre de la clase qué es, y no su tipo. Para Apple, un ViewController es una pantalla en un programa iOS. Fijáos que el sufijo no es UIViewController, que sería el tipo. Además, sólo leyendo AboutViewController no sabes si es un UIViewController, un UITableViewController, … lo que sí entiendes es que es una pantalla.

Hungarian Notation at its best!

Un ejemplo, que me duermo

Quiero cerrar con un pequeño ejemplo. Supongamos que tenemos una clase que nos devuelve Usuarios (de un servicio web o una BD). Es la clase Users. Esta clase dispone de dos métodos:

+ (NSDictionary *)allUsers;
+ (NSDictionary *)allUsersOrderedByName;

Los nombres de los métodos son autoexplicativos. Usamos un diccionario en el que buscaremos usando una clave (en este caso, el nº de usuario).

Si en mi código, más adelante, quiero guardar estos dos diccionarios (uno está ordenado por los valores de sus claves, que ya que estamos es la forma de ordenar un diccionario, el otro no) podría usar Hungarian Notation Dark Side Style, la criticada por Fernando:

NSDictionary *dictionaryAllUsers = [Users allUsers];
NSDictionary *dictionaryAllUsersOrdered = [Users allUsersOrderedByName];

Aquí, el ver que son un NSDictionary no me aporta nada. Es una tontería redundante poner estos prefijos. Mucho mejor usando Hungarian Notation Luke Style:

NSDictionary *listUsers;
NSDictionary *orderedListUsers;

Aquí usamos qué es para nosotros estas variables, qué representan en el flujo del programa. Son listas de usuarios. Que utilizaremos para mostrar en pantalla, buscar o lo que sea. Me da igual su tipo. Pueden ser NSDictionary, NSArray, un tipo propio, un B-Tree… Lo que me interesa es comprender de un vistazo que a) son listas y b) una de ellas viene ordenada.

Conclusión

Así que, sí, estoy de acuerdo con Fernando en que poner el tipo del compilador al identificador de una variable es una chorrada. Pero eso no es Notación Húngara. Es la mala interpretación que se hizo de ella. La Notación Húngara tal y como se definió es valiosa.

Vale, pero al final, ¿tú lo usas?

Pues creo que sí. Pero no de una manera consciente. Este tipo de discusiones, que algunos obsesionados por “hacer que funcione” verán como una pérdida de tiempo son las que nos permiten aprender y entender por qué hacemos las cosas como las hacemos. Es lo que nos hace Informáticos. Que no Ingenieros. Los Ingenieros no entenderían esto :-D. Pero esta polémica la dejo para otro post.