La era Nexus

Soy un fanboy de Apple. O eso dicen cuando me escuchan poner a caer de un burro las carencias de Android (especialmente de cara a los desarrolladores). Pero se ve que no me escuchan quejarme de los problemas que tienen los dispositivos Apple (o el software, como esas notificaciones modales para decirte que no se puede descargar el correo, WFT con mayúsculas en iOS). Sordera selectiva, se llama.

Soy un fanboy de Apple, pese a tener (y usar) un Lumia 800 con Windows Phone, un Nexus 4 con Android 4.3 o una Blackberry Z10 con BB10. Sin contar la Touchpad de HP con webOS, la BB PlayBook con Qnx, el N900 de Nokia o mi primer smartphone, un Windows Mobile 5. Creo que soy un fanboy de la tecnología en general, y de la tecnología móvil en particular. Me gusta todo aquello que caliente silicio (1ª Ley Freniche de cómo la tecnología te pone Palote)

Soy un fanboy de Apple, pero llevo casi dos meses usando como teléfono principal, sin descanso, un Nexus 4. Y lo complemento muchas veces con mi tableta Nexus 7 primera edición. Y ambos me gustan. Mucho.

Cómo comprar un Nexus

El Nexus 4 lo compré por necesidad. En Diciembre del año pasado vendí mi iPhone 4 y estuve tirando con el 3Gs, al que, por desgracia, se le notaba cada vez más la edad. El Lumia 800 me rescataba a veces, pero a la plataforma Windows Phone le faltaba el empuje que probablemente le de el nuevo Lumia 1020. Y no tenía la Z10 en esas fechas. Un día, desesperado por la lentitud del 3Gs con los mapas (y gracias a que estaba de suerte) pude comprar el Nexus 4 más pequeño, el de 8GB.

Digo estar de suerte, porque esta fue la primera cosa que me chocó. No había stock en la página de Google del Nexus 4. A veces había, otras no. Y lo único que te recomendaba Google era que “volvieras a mirar pasado un tiempo”. ¿Perdón?. ¿Volver luego?. Esto te pasa en una tienda online y no vuelves nunca. De aficionados. Nunca como entonces vi claro la diferencia entre Apple y Google.

El negocio de Apple está claro: venderte el dispositivo, y es muy raro que te dejen salir “vivo” de su tienda online si entras con la tarjeta de crédito en la mano. Cuando lanzan nuevos productos puedes “reservar” el producto. Cuando se agotan la cosa es aún más astuta e insidiosa: te dejan comprar, pero el plazo de entrega “aproximado” es de 4 semanas. Es decir, que tú pagas por adelantado y con ese dinero (que ya tienen), fabrican el iPhone que te venden. Como probablemente paguen con retraso a sus proveedores, es el negocio redondo, la genialidad a la que todo el mundo aspira: ganar montañas de pasta sin arriesgar un euro, sabiendo de antemano el número de dispositivos que tengo que fabricar y a dónde enviarlos, con lo que optimizo los envíos, etc. Lo dicho: perfecto.

Frente a esto, Google es una vendedora de anuncios on line, pero poco más. Decir que “se me han acabado”, que no se cuándo tendré más, ni garantizarte una reserva, es lamentable. Se puede dar el caso de que alguien mire, vuelva a las dos semanas justo después de que yo compre, se quede sin su teléfono y tenga que volver a mirar. Algo a todas luces injusto. Casi parece que no quieren que se vendan estos teléfonos. Y yo estoy convencido de eso: Google no quiere que se vendan los Nexus. Los sacan casi obligados en las Google I/O, para demostrar las nuevas capacidades del S.O., pero no lo tratan como un producto que en sí mismo les genere beneficio. Además, en el caso del Nexus 4 si venden muchos le hacen la competencia a LG, que es su fabricante. Sólo pregúntate: ¿cuántos anuncios has visto en televisión de los Nexus (tabletas y teléfonos)?. Cero, ¿cierto?. Claro que puedes pensar: “es que la tele es cara”. Aunque hablamos de Google, que no son precisamente pobres. Segunda prueba: ¿cuántos anuncios has visto en Youtube?.

Y eso que el teléfono se vende solo. Una pantalla increíble, un diseño precioso, muy sólido. Un teléfono libre, con las últimas actualizaciones del S.O. Android por debajo de los 300 Eur. Perfecto. Quizás demasiado, y por eso Google no quiere venderlo (para no molestar a sus fabricantes). El caso es que es el teléfono de los que se enteran (Geeks, seguidores de Google y gente que está atenta a la evolución tecnológica). Pero no el de las masas, cuando debería serlo por muchas razones: precio, ser un terminal libre, características, software…

Hard

No voy a hacer ninguna review del Nexus 4 ni de la tableta Nexus 7. Hay montones en Internet. Sólo quiero llamar la atención sobre cosas que me hacen gracia, sobre todo porque fueron enormemente criticadas cuando se lanzó el primer (y segundo, y tercer) iPhone:

  • ¡no tienen un conector USB para ponerles un pincho USB!. Eso, al parecer, era uno de los pecados del iPad. Se ve que con el tiempo ha quedado demostrado que con Wifi y servicios en la nube (Dropbox, Skydrive, iCloud, etc.) no es necesario cargar con un pendrive. El pendrive es la WiFi de los torpes.
  • siguiendo con el USB, vale, que no tengan entrada USB “gorda”. Pero podrían soportar el modo USB On The Go con adaptadores microUSB-USB. Google es muy open con Android, pero para hacer esto necesitas hacerle root al teléfono. Fail.
  • la batería de ambos es fija. No es intercambiable. Veo algunas similitudes con los dispositivos iOS. Aunque no puede ser ¿no?: las baterías fijas son algo del Averno.
  • ídem con la tarjeta SD. Vamos, que no tienen. Curioso. Será para ahorrar costes, pero es que cada vez se parecen más al estándar que marca el iPhone.
  • soporte para Flash. ¿Recuerda el Flash, abuela? Pues eso.

Ahora sí, tienen algunas cosas muy innovadoras:

  • NFC. Perdón, Android Beam. No sirve para nada, pero está bonito tenerlo, para amontonarlo en listas de características inútiles. Si las fotos se suben automáticamente a Dropbox y G+ ¿para qué voy a tocar un dispositivo con otro para emparejarlos y pasarla por Wifi? ¡Si la foto ya está en Dropbox/Google +!. La marcas allí y se la mandas a quien quieras por correo, Twitter, Facebook… En fin, que hasta ahora NFC es una promesa pero no he visto un solo uso útil de esta tecnología en el mundo real. Usado por personas normales. Por cierto, cuando tocas el teléfono con la tableta por detrás, tienes que apuntar bien hasta que se activa el NFC. Lo que lleva a estar frotando los dispositivos, algo que no me gusta demasiado…
  • cargador inalámbrico. Algo que excita mucho al que no ha tenido una tableta HP WouchPad con webOS y el cargador sin contacto TouchStone. Y el problema es que estos cargadores por inducción son lentos, muy lentos. Son muy chulos, la primera semana, y para hacer una demo de lo que es capaz mi teléfono y no el tuyo. Pero al final la base de carga debe estar enchufada, luego el momento sin cables se viene un poco abajo. Probadlo y me contáis.

Las cosas realmente innovadoras para mí ya no son el hardware. Defender que iOS es mejor que Android, que Android es mejor que iOS o cualquier otra postura basándose en el hardware es absurda. Salvo raras excepciones, cualquier smartphone hoy en día tiene un hardware impresionante. Tanto, que por desgracia ya no nos maravillan. Por eso la gente dice que Samsung no innova con su S4, o que el próximo iPhone va a ser un fracaso. No es que no avancen: es que los avances no impactan tanto en nuestro uso diario. Una batería de una semana de duración sí sería un avance notable, por ejemplo. O un cristal a prueba de balas que no se rompa en la primera caída.

Apps

La clave es el ecosistema: Apps y mantenimiento del S.O.

Y en el tema de las Apps la cosa ha cambiado mucho. Atentos, haters de iOS con lo que voy a decir: sólo me falta tener Things en el Nexus 4 (App de GTD) para poder prescindir de iOS y el iPhone. En mi caso, para lo que hago con el teléfono, tengo de todo. Repito, para que se vea bien lo fanboy que soy: uso un Nexus y me hace feliz, tanto que me planteo incluso cambiarme. Las Apps en Android no están tan bien acabadas como las de iOS, pero han mejorado en general mucho.

Un inciso para que nadie olvide que soy un Fanboy. Las Apps de iOS son mejores que las Android. Esto es un hecho indiscutible, sólo hay que tener dos dispositivos iOS y Android y usarlos. Apple hace aplicaciones, como Pages, Garage Band o iPhoto / iMovie para iOS que son las mejores, no en iOS, sino en cualquier plataforma móvil. Google hace buenas Apps, pero creo que salvo Maps no tiene ninguna que sea tan alucinante como las anteriores de iOS. Y las que tiene buenas (Maps, G+, Gmail, Youtube) son iguales en iOS y en muchos casos, son mejores en este último (caso de Google Now).

Por cierto, la aplicación de Mapas es muy chula. Además de ser un GPS casi perfecto, el detalle de ponerse en modo Street View al terminar un viaje es bastante chulo. También se equivoca a veces con las rutas, pero en general es una App que uso mucho y es muy buena. Google Now también me alucina, aunque es muy creepy y te sientes espiado cuando empieza a proponerte viajes basado en todo lo que ha recopilado de tu experiencia anterior. Por supuesto, Google nunca usará esos datos para venderte mejores anuncios (sabe si vives en un barrio con mayor o menor renta per capita, ve las veces que vas al cine, o de vacaciones, pero ellos nunca lo harán). Don’t be evil. My ass.

Dicho todo esto, la cantidad y calidad de las aplicaciones son suficientes para que me plantee seriamente el cambio permanente a la plataforma Android. Bueno ¿permanente?. Llevo sin usar un iPhone desde Febrero, creo… Menudo Fanboy

Las actualizaciones.

Esto es de lo que más me gusta. Es decir, estoy agradecido por tener un comportamiento normal en el resto de plataformas: que cuando salga una actualización pueda disponer de esas mejoras en mi teléfono o tableta inmediatamente.

Pero por desgracia (para los desarrolladores) en el mundo Android esto es la excepción, no la norma. Incluso con un Nexus, tienes que esperar una cola que no entiendo (cuando hay actualizaciones de Apple llegan instantáneamente a todos los teléfonos, no hay que esperar dos semanas). Y no es que Google no sepa de infraestructuras de servidor grandes, que aguanten mucha carga. Es desidia, pura y dura. Si te venden los Nexus libres, y no hay un operador de telefonía por medio ¿cuál es la razón de que no se actualicen todos a la vez? Que no se le dedican los recursos necesarios porque estos cuatro frikis que ya han sido maltratados cuando compraron el teléfono están domesticados y acostumbrados a esperar las migas que se caen de nuestro plato. Al menos, esta es la sensación que se me quedó tras el I/O, esperando día tras día la actualización. O eso, o tienen un único Pentium III como servidor para las actualizaciones de Android.

Además de tener la última versión, la respuesta y fluidez del teléfono y las Apps que uso (Evernote, la cámara, el correo, los navegadores: Firefox, Chrome y Opera, Swiftkey, los fondos animados, algún widget interesante, Dropbox, etc.) convierten este teléfono en una alternativa total a los Samsung Galaxy S4 de turno. Una persona normal le sacaría más partido (y le saldría más barato) si se comprara libre uno de estos. Pero se ve que no interesa: ni la operadora de turno te cuela un contrato de permanencia de 24 meses ni el fabricante saca un margen adecuado. Y por eso Google no lo publicita. Google fabrica los Nexus para su legión de adoradores, lo cual es triste. Porque deberían de estar al alcance de todos. Búscalos en El Corte Inglés. Suerte.

Ahora vendrán los típicos comentarios: “Es que tú no sabes usar bien Android”, “es que tienes que hacerle root al teléfono”, “es que con el S.O. oficial no, pero con tal ROM cocinada puedes hacer tal o cual”, “es que eres un fanboy”. He usado Android desde la versión 1.6 (HTC Magic) y desarrollo para Android. Creo que tengo cierto conocimiento de causa. Los argumentos que escucho muchas veces no están basados en las ventajas que tenga Android de cara a los usuarios, sino al partido que pueden sacarle cuatro geeks al teléfono. Algo no al alcance de todos.

Nuevos precios y conclusión

Mientras escribía esto Google bajó los precios del Nexus 4 hasta los 200 Eur. A este precio, pese a cualquier molestia que puedas tener, no hay otro smartphone que le haga sombra. Por 200 Eur es imposible encontrar mejor hardware, con el S.O. siempre actualizado y la oferta de Apps de Android. Para mí, es la opción evidente. Porque además, es libre.

Lo que me dejará un poso aún más amargo, ya que no se va a vender masivamente. Lo verás en las manos de muchos Geeks. Pero no en la de gente normal. Y la gente normal se merece este teléfono.

4 comments

  1. Genial el artículo, no podía estar más de acuerdo. Después de llevar años dedicándome al análisis de apps y móviles para todos los SO’s, con experiencia en cada una de las plataformas, lo único que sacas en claro es que cada una posee unos toques que la hacen diferente, pero, por lo general, todas dan un uso eficiente de lo que la gente espera en un smartphone. No existe mejor opción que un Nexus 4, y yo lo llevo recomendando desde que salió. Pero es como darse de cabezazos contra una pared: el usuario normal no sabe nada de teléfonos, sólo va a la tienda y pide que le “regalen” uno. No hay más, es ésta la simpleza: lo veo a diario. Y después no es de extrañar las facturas de 40 o 50 euros por unas llamadas y 1 GB de internet que se ven por doquier. Luego, cuando les cuentas que tú pagas 8 euros por lo mismo en una OMV se quedan con unos ojos como platos. Pero da igual: si les sale “gratis” el teléfono ya está.

    • @Iván:

      Efectivamente, la pena es que Google no quiere que sus Nexus sean producto para las masas, sino para los Geeks. Esto hace que la fragmentación entre versiones del S.O. aumente, lo que a la larga es malo para Android. Ellos sabrán. “Doctores tiene la Iglesia…”

  2. Hola, estoy de acuerdo con el artículo en general. Sólo quería hacer una precisión sobre este párrafo:
    siguiendo con el USB, vale, que no tengan entrada USB “gorda”. Pero podrían soportar el modo USB On The Go con adaptadores microUSB-USB. Google es muy open con Android, pero para hacer esto necesitas hacerle root al teléfono. Fail.

    Comentar que no hace falta rootear el teléfono (o al menos la tablet, yo tengo una Nexus10). Con el cable adaptador te vale para usar, por ejemplo un ratón o un teclado. Para utilizar un pendrive o un adaptador de SD sin necesidad de rootear, hay una app Nexus Media Importer de pago.

    • Hola Eduardo

      Como soy malo, estaba esperando a que alguien sacara el Nexus media importer para pegarle otra puñalada a Google 😀

      Me explico. Nexus Media Importer no es un programa desarrollado por Google. Es de un tercero. Y hace, curiosamente, lo mismo que un iPad con el adaptador lector de tarjetas SD que hay por ahí: leer los ficheros, conectar un teclado y poco más. Si quieres algo más avanzado (como conectar un HD externo), ya tienes que rootear, lo que me parece una barbaridad para algo que presume tanto de ser “open”. No lo veo mal, es una decisión de diseño el dejarlo más cerrado. Pero entonces no vayas por ahí todo el día hablando de los jardines vallados de Apple cuando Google hace lo mismo.

      Curiosamente esto lo he podido hacer sin problemas en mi N900 con Maemo 5. Eso sí es un S.O. Software Libre, y no el pastiche de “openness” que es Android.

      Saludos y gracias por comentar. Y perdona el “momento troll” 😀

Comments are closed.