Dudas que duran años en un rincón de la mente

Hay veces que uno escucha una palabra, no sabe que significa, la busca y no la encuentra. Y aquí comienza mi historia. Hace mucho tiempo ya, estudiando una asignatura de la carrera (concretamente Ingeniería del Software I) se estudiaba la Gestión de Requisitos.

Se hablaba de la extracción de Requisitos, de forma manual y luego apoyada por una aplicación llamada REM

El caso es que se hablaba, por activa y por pasiva, de la “elicitación” de Requisitos. Y aquí comenzó esa duda aparcada en el fondo de mi mente. ¿De dónde se habían sacado esa palabrita?. Busqué una forma parecida, en Inglés, pero no la encontraba. En Español, ni de coña. La RAE no sabe aún qué es eso de elicitar.

Y ha querido la casualidad que hoy, leyendo una documentación sobre OpenUP/Basic me encuentre de nuevo con la palabrita, en versión inglesa: elicit. La he buscado y esta vez sí que aparece en varios sitios. Al final, es una palabra que viene del Latín (elicere). Normal, a la gente que se quiere dar un poquito de importancia siempre le ha gustado usar latinajos para que el pueblo llano no les entienda, o al menos parezca que están haciendo algo muy importante.

Así que ya me he quitado la duda sobre “elicitar” requisitos, que no es más que una forma pedante de decir: extraer requisitos.